divendres, 30 de setembre de 2016

Te lo dije



Hacía mucho tiempo que iba tras la novela Te lo dije y aunque normalmente cuando oímos estas tres palabras juntas nada bueno se avecina, en este caso solo os puedo advertir que Megan Maxwell consigue darle unas connotaciones tan diferentes que os costará abandonar sus páginas.

Esta novela fue publicada en 2009 y reeditada en 2014 gracias a Esencia y ahora la podemos encontrar también en Booket, dos sellos editoriales que cuidan mucho a sus lectoras y que nos acaban regalando más de una sorpresa.

Intentaré plantear la trama sin contar demasiado, aunque creo que tras varias lecturas ya me la sé de memoria.

Victoria, una joven nacida en una familia humilde se rodea de personas ricas, estilosas y se crea una nueva versión 2.0 de ella misma, cambia de ser la joven alegre y divertía a una mujer de hielo, contenida en sí misma las veinticuatro horas del día, sin olvidarnos de que es una fiera despiadada en su trabajo y que está a punto de casarse con un tarugo integral.

Afortunadamente su hermana y Víctor, hermano postizo, le muestran el día antes una situación que detonará en ella una ira poco contenida. Tiempo después su trabajo tambalea y debe ir a Escocia a conseguir los permisos de un conde para filmar en su castillo y ante la insistencia se lleva a su hermana Barbara.

Dos personalidades muy dispares, la mujer de hielo, lady Dóberman y la frescura y alegría se contraponen a cada paso del camino.

Estas chocaran con dos jóvenes Niall y Robert que no son lo que parecen y tras apostar que no son capaces de hacer su trabajo ni un día las dos jóvenes se encontraran trabajando en el campo, viviendo de manera sencilla, solo por poder hablar con el dichoso conde.

No hay que decir que las chispas saltaran por los aires creando un clima muy caluroso en las frías Highlands. Y hasta aquí voy a decir.

En esta novela me he reído y a la par he llorado, los personajes están descritos con elegancia pero a su vez juegan con una naturalidad pasmosa, las descripciones de Escocia, sus lares y sus gentes enamoran a cualquiera, pero sus personajes secundarios son en este caso y para mi manera de ver lo mejor de la historia. Tom y Ona, los abuelos de Niall y Robert son maravillosos, parece que te inviten a su mesa para hablar de todo y nada.

Una historia de enredos y desenredos que se entreteje entre un buen guiso frente al fuego, un baile cerca de la fogata y unos personajes capaces de reventar el polígrafo. ¿Puede una mentira destruir una verdad? ¿Puede un amor perdonar la mentira?

Una apuesta segura para almas con ganas de aventura, de encontrar a un higlander sin faldita ni espada y un cálido hogar a donde regresar.

Os dejo sus primeras páginas para que os enamoréis.




dijous, 29 de setembre de 2016

La verema



S’apropa el canvi d’estació i amb ella l’època de La verema i no hi ha res millor que recollir-ne els seus fruits acompanyant en Patufet i els seus amics.


Ja podem parlar d’èxit al referir-nos a la col·lecció en que aquest simpàtic vailet vol introduir-nos d’una manera divertida, alegre i didàctica en les tradicions de casa nostra i que ens ofereix Cossetània Edicions. Avui parlem del volum número dinou on ens calçarem les botes de pagès i sortirem al camp per recollir amb molta cura el raïm, procurant no menjar-ne ni un botim, carregar els cistells i gaudir de l’experiència com es feia antigament de premsar el seu fruit mb els peus dins una tina, qui no voldria ser nen en aquest moment?

M’agrada molt el plantejament de mostrar als infants l’ofici de la verema a l’antiga i no com un procediment mecànic dominat per un ordinador i màquines sense ànima.

El fer vi era una feina dura, però en ella no només hi quedava el most del raïm, si no que part de l’ànima del pagès que de nit i de dia en tenia cura per aconseguir una de les begudes de Reis i Emperadors.

En Roger Roig ens sorprèn volum a volum amb els seus rodolins, amb la intencionalitat de distreure i ensenyar, a més de facilitar-ne la lectura amb la lletra lligada és un bon recurs per apropar generacions familiars al voltant d’una breu historia on el protagonista és ben conegut i on els grans podem afegir les seves pròpies pinzellades amb records, anècdotes i fins i tot una mica de fantasia.

El complement perfecte a aquesta part lingüística ens l’ofereix l’Hugo Prades amb unes il·lustracions plenes de colors, on no hi ha cap forat en blanc i on l’infant pot descobrir petits detalls que li picaran la curiositat de descoberta. De la mateixa manera que al retratar la colla d’amics del Patufet, cada nen es pot identificar amb algun d’ells, hi ha nens i nenes, alts i baixos, prims i no tan prims, amb ulleres ... tots diferents però alhora tots iguals en la seva amistat.

Els contes són per explicar-los, però el que mai em deixa de sorprendre és el fet de poder rescatar-los en dates especials, de transformar-los en una tradició mentre els menuts van creixent i qui sap si quan aquests creixin els hi explicaran als seus fills.

Tenim una cultura molt rica i estic segura que en Patufet encara ens sorprendrà amb alguna festa que se’ns ha escapat.

Voleu fer un tastet? Aquí us deixo les seves primeres planes i no us oblideu que en Patufet us espera per gaudir d’una estona junts.



dimecres, 28 de setembre de 2016

Lo que el alcohol ha unido que no lo separe la resaca



García de Saura es todo un descubrimiento para mí, una autora que ha conseguido con su segunda novela Lo que el alcohol ha unido que no lo separe la resaca, tocar la fibra sensible, acalorar las mejillas y arrancar grandes sonrisas. Una novela que tiene un poco de todo y un mucho de nada.

Os invito a que conozcáis a Lucía, una joven que tras descubrir los cuernos de su prometido con su primo, muestra su fortaleza plantándose en el altar e invitando a los asistentes a descubrir la verdad. Ella, junto a sus inseparables amigas, Paloma, la casada aburrida, Eva la soltera picara y Marta la feliz casada, son las mosqueteras de una aventura que comenzará la noche de no bodas.

Tras unas copas de más, serán retenidas por la guardia civil, y que guardia civil!!! Unos hombres fortachones y guapos que cambiaran la vida del cuarteto aunque Lucía no está mucho por la labor.

Urbano, es el teniente que las ha retenido y considerado por todos el chico de oro caerá ante la tentación de Lucía, quien no le da tregua, le reta con la mirada, no baja del burro hasta que descubrirá la verdad que se esconde tras la palabra amor.

Uno de los puntos irónicos los da la hermanísima y súper perfecta Leire, ella y sus súper pijas amigas son el contraste a este cuarteto que no tiene filtro, que se ríe de su propia sombra y que por su amistad son capaces de arder Troya.

Una historia que enreda corazones, que muestra infidelidades, divorcios, embarazos, bodas e incluso una venganza tramada desde el odio más profundo que puede acabar con una muerte a manos de alguien conocido.

¿Qué haríais vosotras si vuestro prometido os pusiera los cuernos con un hombre y de la familia?

Una comedia en toda regla donde todo puede salir mal o peor, pero que esconde entre líneas temas familiares, de amistad y actuales de los que pocas veces se habla a no ser con un par de copas de más.

Quizás la combinación del limón ácido y amargo con un sheriff creído y organizado no parezca una buena mezcla, pero las chispas saltaran irremediablemente.

Una historia coral, donde las protagonistas entretejen sus historias con las de sus amigas, donde el fino sentido del humor está presente en cada una de ellas y el picante se sirve incluso a orillas del mar.

Esencia nos presenta una novela que se lee de un tirón, un argumento lineal donde lo interesante es lo que vendrá después y como entre la trama se van intercalando pequeñas píldoras de gamberradas que quizás no lo son tanto.

Os dejo sus primeras páginas y os invito encarecidamente a que vistáis vuestras mejores galas para asistir a la no boda de Lucía. Una historia con banda sonora propia.




dimarts, 27 de setembre de 2016

Persígueme



Persígueme, no dejes de leer, siénteme entre tus manos, no dejes escapar el amor de tu vida, sueña a lo grande y ábrete camino por ti misma, esta es la filosofía de Tessa Bailey en su novela que nos presenta Titania con total acierto.

Esta es la historia moderna y actual entre una joven que debe abrirse paso a codazos en la gran manzana, Roxy es una joven aspirante a actriz que sobrevive de trabajos de poca monta como cantar telegramas disfrazada para poder pagar el alquiler.

Uno de estos telegramas, una oda sobre la masculinidad la lleva a la puerta de Louis McNally, quien con una actitud entre alucinada y arrogante queda prendado de un gran conejo rosa a la que solo oye y ve los ojos. ¿Se puede uno enamorar de una voz?

Cuando Roxy se quita la máscara la tensión entre los dos es palpable y ahí empezará la caza del conejo rosa, se volverán a encontrar en una circunstancia parecida, pero que juntos resolverán con buen tino, mostrando que el joven abogado y soltero de oro tiene sentimientos profundos y una tensión que no puede olvidar.

Roxy es una persona negativa, todo tiene que tener un lado oscuro, alguien la tiene que estar engañando y lo bueno no suele pasarle.

Louis en un intento de ayudarla la llevará a la boca del lobo y deberá la posibilidad de perderla.

Estamos frente a una comedia romántica, con altas dosis de picante y picardía, pero con un fondo donde se esconden la necesidad de ser aceptados y queridos, de tener amigos y de vivir la vida bajo sus propias normas.

La prosa es fluida, de tal modo que el lector casi ni se da cuenta de que esta devorando los capítulos, los personajes secundarios tienen su papel y su alma, y si por mi fuera me encantaría que tuvieran su propia historia, tanto Abby como Honey, las compañeras de piso de Roxy, como Russell y Ben, los amigos de Louis. Un sexteto que podría dar mucho de sí.

Dos mundos están a punto de colisionar dando lugar a una historia propia de una Cenicienta moderna.

Una historia que os dejará con ganas de más, mucho más, con preguntas sobre el futuro de sus personajes y su vida en Nueva York. Una historia pasional que dejará paso al amor, una chispa que encenderá un incendio que arrasará con los dos.

Para aquellos que no me creáis aquí os dejo sus primeras páginas, perseguidlas, leedlas y amadlas.