dijous, 20 de juny de 2013

Cadena de favores



Marisa Grey, primera finalista del premio Vergara – El Rincón de la Novela Romántica, nos invita al lejano oeste con su obra Cadena de favores. Una autora francesa afincada en Murcia que sueña con el far west.

Un oeste inhóspito y difícil para todos, sobre todo para una mujer con su hijo, un indio y un viejo. Con estos personajes descubriremos las dificultades de la vida para todos aquellos que quedaban desamparados por la ley.

Unos personajes que nos sitúan en Kansas, 1879, en plena fiebre del oro, donde el hombre blanco intentaba acabar con los recursos naturales que ayudaban a subsistir a los indios para apoderarse de sus tierras, la ley protegía al hombre blanco quien tenía absoluta potestad sobre todos y todo.

Emily Coleman se encuentra en graves problemas económicos provocados por un marido maltratador que caído bajo la fiebre del oro, ella intentará sobrevivir con su hijo, con Nube Gris y con el viejo Kirk, también vive con ellos Douglas, un hombre con intenciones poco claras. El destino cruza sus vidas con las de Sam Truman, un pistolero que ha sobrevivido a la Guerra entre el Norte y el Sur, perdiéndolo todo.

Una historia coral a la que se irán uniendo personajes de la talla de Wyatt Earp, donde descubriremos los primeros circos americanos y visitaremos ciudades como Dodge City.

La autora crea un mundo tan detallado que podemos notar el polvo del camino bajo nuestras botas, el sol calentándonos, el olor a pan recién hecho y el ruido del Saloon. Una historia que demuestra que aunque uno se sienta en minoría ha de luchar ante las adversidades, que la condición no ha de marcar el destino y que los amigos de corazón no entienden del color de la piel o del estatus social. Remarca la fuerza del corazón que ama de verdad y que logra curar las heridas del pasado. Tanto Emily como Sam superaran su dolor del pasado, lucharan juntos por un futuro incierto y protegerán con sus vidas a aquellos a los que aman.

Es un lujo poder compartir la vida de los protagonistas, se presenta como una novela de dos, pero es realmente una novela coral donde cada protagonista aporta su grano de arena para mostrarnos la fuerza del espíritu humano. Pero también hay que destacar la aparición de personajes que trataran por todos los medios de destruirlos a todos. Personalmente me ha conquistado el personaje de Cody, un niño que ha sufrido mucho y que gracias a un amor condicional de aquellos que le rodean sana sus heridas, es dulce, valeroso, voluntarioso y justo.

Una gran novela de aventura que no está reñida con el amor y que atrapa al lector. Un gran acierto de Ediciones Vergara. El amor y la aventura nunca encajaron tan bien.