dilluns, 5 d’agost de 2013

El hombre con cara de asesino



Para leer una buena novela negra tenemos que hacer un alto y sumergirnos en El hombre con cara de asesino de Matti Rönkä, el primer libro de una serie de seis novelas que giran alrededor del mismo protagonista y con una estructura general muy parecida.

Un gran fenómeno literario y un exitazo de ventas en Finlandia que ya se está propagando por todo el mundo. 

Una novela negra que roza el thriller en la que también destaca la romántica historia de amor entre los protagonistas, narrada con escenarios propios de la serie negra pero con unos toques de amor que hacen que los sentimientos humanos más puros y bondadosos se entremezclen con la cara más oscura del crimen, el contrabando y los malhechores.

Un hombre que en tiempos de combate soviético le advirtieron de que tenía cara de asesino y, años después y con una nueva identidad a pesar de su particular cara, vive en los límites de la ley. 

Un hombre que tiende a engañarse a sí mismo, a montarse películas tratando que aquello que quiere o desea salga de la manera ideal.

Resolviendo casos y dedicándose a la investigación privada nacerá el caso de la búsqueda de Sirje, la esposa de Aarne Larsson y hermana del traficante estonio y terror del mar Báltico llamado Jaak Lillepuu.

Enmarcada en unos escenarios reales de Helsinki y descritos de manera inmejorable, el autor pasea por la mente y el corazón de sus personajes, mostrándonos una visión holística y polifacética de lo que son y sienten. La complejidad del ser humano es uno de los atractivos de la novela, luces y sombras que componen un mismo ente.

El aroma de la nostalgia postsoviética se enzarza con el olor a crimen y desesperación.

Alfaguara negra nos ofrece, aparte de este título, una selección de novelas negras muy rica y seleccionada, novelas elegantes donde el crimen y el misterio se alejan de esas novelas donde la sangre y las vísceras son el plato principal. 

Todo un gran acierto por parte de este grupo editorial que apuesta por los grandes autores del genero sean locales o extranjeros.

Muy recomendable para todos aquellos veraneantes que quieran disfrutar de una buena lectura ya sea en la playa, la montaña o el sofá de casa. Genial para aquellos que quieran hacer un amigo al que no se le dice adiós al cerrar el libro, es un hasta luego o hasta pronto, hasta la siguiente entrega.

Cabe ser justos y destacar la extraordinaria labor de traducción de Annukka Mack y Dulce Fernández Anguita sin los cuales no podríamos acceder a esta impresionante novela de moda en Centroeuropa.

Esperamos con ansia la continuación de la historia, seguro que será igual de brillante, fresca y chispeante, pero como las historia tiene un principio aquí os dejamos sus primeras páginas.