dissabte, 2 de novembre de 2013

Una oración por Kateřina Horovitzová



Por Àngela Sánchez Vicente

 

Una vez más, para poder disfrutar de una joya literaria que nos llega desde lejos y desde tiempos pasados nos servimos de la Editorial Impedimenta que trabaja para acercar la cultura global a nuestras manos.

Intrépidos lectores que valoramos el trabajo bien hecho por la editorial seleccionando unos títulos imprescindibles para ganar una batalla al olvido y darles una nueva vida y una nueva oportunidad.

En este caso hemos disfrutado de la lectura de Una oración por Kateřina Horovitzová, una narración llena de descripciones pobladas de detalles que hacen una fotografía de los escenarios, ambientes y los personajes a la vez que una radiografía más interna y extensiva sobre el poder político de la época y el drama social que desencadenó.

Tratado con una rigurosidad escalofriante, el lector llega a sentir miedo, empatía extrema hacia las víctimas y odio hacia los mentores de los horrores.

El autor, Arnošt Lustig, escribió esta novela el año 1973, explicándonos las patrañas y mentiras que los alemanes prometían a judíos ricos y poderosos asegurándoles que les salvarían la vida y les darían la nacionalidad estadounidense a cambio del poder que gozaban.

Este escritor checo que nos dejó hace apenas dos años, centró toda su carrera literaria, teatral y televisiva en el holocausto. 

Tanto conocimiento y documentación nos permiten disfrutar de una novela donde la historia real se entrelaza con la ficción a la vez que nos hace reflexionar sobre una época que la humanidad se hubiera podido ahorrar.

Valores como la amistad verdadera que lleva a jugarte la vida o enfrentar a los poderosos para proteger a los más débiles es retratado en esta espectacular travesía que viven nuestros protagonistas que página a página se hacen cada vez más cercanos y familiares. 

Cabe destacar la tarea de los traductores de estas obras y en este caso, Patricia Gonzalo de Jesús, hace una labor esmeradísima para que cada palabra conserve cada matiz que hace de esta obra una de las imprescindibles para el desarrollo de la novela a lo largo de la historia literaria mundial.

Una obra que no se puede perder ningún amante de la buena literatura clásica e histórica, además, desde el punto de vista del magisterio, esta obra es una fuente didáctica sin fin, un retrato de la época, del hecho histórico y los factores desencadenantes.

No lo dudéis y lanzaros a esta novela, una lectura dura pero muy agradecida. No os dejara indiferentes a no ser que seáis seres de piedra.