diumenge, 16 de març de 2014

La casa de la playa



Nora Roberts, la autora número uno en ventas de The New York Times y “la escritora favorita de América” y de otros muchos lares, comentó en una ocasión: “Yo no escribo sobre Cenicientas que esperan sentadas a que venga a salvarlas su príncipe azul. Ellas se bastan y se sobran para salir adelante solas. El “príncipe” es como la paga extra, un complemento, algo más… pero no la única respuesta a sus problemas”.

Sus palabras no encontraran mejor contexto que en su última novela publicada por Plaza & Janés, una historia donde el príncipe triste y abatido será salvado per la cenicienta.

La casa de la playa es el hogar de la familia Landon, un lugar construido generación tras generación donde, cuenta la leyenda, se encuentra escondido el tesoro pirata del Calypso, su capitán sobrevivió del naufragio y se enamoró de la joven que vivía en Bluff House, aunque su familia se opuso y muchos de los detalles han quedado y se han modificado dando lugar a una historia de romántica de piratas.

Hoy en día, Eli Landon, se ha trasladado a vivir a Bluff House, el hogar de su activa abuela, que ha sufrido un accidente misterioso. Eli ha sufrido durante un año el acoso de la prensa, de la policía y de muchos de sus examigos al ser considerado el asesino de su esposa. Esto lo ha demacrado, alejado de su familia y sin fuerzas se dedica a escribir, un hobbie que le obliga a pensar en cualquier otra cosa que no sea su propia vida.

Allí, conocerá a Abra, asistenta, amiga, maestra de Yoga y un montón de etcéteras de su abuela y de todo el pueblo, una mujer con un pasado duro, que ha renacido de sus propias cenizas y está dispuesta a salvar a Eli de sí mismo.

Después de un intento de asalto, un asesinato y un allanamiento en su casa, Eli reaccionará y plantará los pies en el suelo y luchará por descubrir la verdad. ¿Quién mató a su esposa? ¿Quién está intentando destruir el legado de su familia? ¿Su abuela sufrió un accidente? Estas preguntas y muchas más que irán surgiendo serán descubiertas gracias a su tesón, a Abra y a sus amigos.

El pueblo de Whiskey Beach cuida de los suyos, y los Landon son de los suyos.

Un ramillete de personajes muy distintos entre sí, una historia que empieza con piratas y termina con asesinos, una casa que es el símbolo de un pueblo y un hogar, un policía obcecado y la verdad que finalmente saldrá a la luz. 

Una novela llena de misterios, de intriga, de peligros y de sangre. Una aventura policial donde un abogado criminalista será considerado criminal. Una aventura llena de misterios, con un toque de esperanza y amor, un amor incondicional a la familia, el respeto a los amigos y una conexión profunda con una desconocida.

Esta novela es de las más negras de Nora Roberts y de las pocas en las que su protagonista principal es un hombre y donde la autora juega con la visión de los diversos personajes para ir creando el encuadre perfecto para mostrarnos un pedacito de playa con su cielo encapotado.

Una novela que empieza de manera pausada, mostrando los personajes poco a poco y como estos han evolucionado hasta encontrarse donde están, pero una vez el lector los reconoce la dinámica de la novela acelera invitando al lector a seguir los pasos de Eli y descubrir con él una trama muy peligrosa.