dimarts, 18 de març de 2014

Gemelas



Por Àngela Sánchez Vicente


Tenemos entre manos Gemelas, una novela impactante, con luces y sombras sobre un vínculo único que muy pocos pueden sentir en primera persona.

Gracias a la pluma de Saskia Sarginson, una autora que llega para quedarse en el mundo de las letras, nos podemos hacer una idea de lo que significa una unión tan fuerte con alguien que aparentemente es tan igual a tu ser, sin ser tú mismo. Comen lo mismo, aprenden lo mismo, sufren lo mismo, pero cada una de ellas tiene un carácter propio que la hace única y la diferencia de su gemela.

Viola e Issy son imágenes en el espejo, las mejores amigas y compañeras, las hijas soñadas para su madre a la que siguen hasta Gales para empezar un nuevo capítulo vital.

La descripción del entorno es espectacular, realista, detallista y con una dimensión emotiva que lleva al lector del amor al odio, de la risa al llanto y del temor a la esperanza.

Las escenas del bosque de Suffolk son mágicas y maravillosas hasta que un verano cambiara su energía y algo terrible pasara a las gemelas. ¿Qué puede ser tan terrible para llevar a dos hermanas unidas hasta lo invisible a romper con toda relación?

Issy es una mujer triunfadora, con un novio perfecto y con un trabajo estable en una prestigiosa revista de moda. Podemos decir que ha alcanzado sus objetivos mientras Viola se destruye día a día viviendo una anorexia que está acabando con su vida y su felicidad.

La descubierta progresiva de la psique de cada una de ellas y el detonante de su ruptura es un gran trabajo narrativo donde los antónimos son la norma y la felicidad se declara únicamente en aquellos momentos que su unión era sólida como una roca.

El vínculo que existe entre ellas y su madre es una oda a los sentimientos, a la profundidad y a la cara y cruz de cada persona.

En el momento en que se presenta al lector los entresijos de aquello que sucedió aquel verano para que cada una tomara un rumbo, el thriller se apodera de la novela mostrándonos una trama pensada al milímetro y con un gran poder de seducción para los amantes de las letras.

Gracias a  la apuesta de Suma de Letras por esta nueva revelación literaria, podemos disfrutar de una gran novela que no deja impasible. 

¿Podrá la fuerza de sus corazones reunirlas de nuevo y envolverlas en la sonrisa de la infancia?

Eso sí, para ponerle un pero no me acaban de gustar los finales abiertos, creo que un capítulo más para acabar de cerrar la historia de Viola habría sido un buen regalo, aun así, la imaginación de cada uno puede llevarlas donde nosotros queramos.

Estas chicas se colaran en muchos corazones y os aseguro que a esta autora nos la apuntamos para seguir sus pasos que esperamos sean firmes y su camino sea largo y fructífero.

¡Dadle una oportunidad y no os defraudará!