dissabte, 22 de març de 2014

Diez cosas que he aprendido del amor



Diez cosas que he aprendido del amor es una novela intimista, de personajes, explicada a dos voces y donde el pasado se va reconstruyendo paso a paso, descubriendo un gran secreto que queda suspendido en el aire, un suspiro, un susurro apenas inaudible que puede derrumbar los cimientos de toda una vida.

Nuestros narradores y protagonistas son Alice, una joven que parece vivir huyendo de su realidad, una joven con el corazón roto que regresa a casa, a su Londres, donde la espera su padre moribundo y sus dos hermanas, Matilda y Cecilia, también las conoceréis como Términos y Condiciones, y el vago recuerdo de su madre que murió cuando ella era muy pequeña.

Nuestro segundo protagonista es Daniel, un hombre que vive en la indigencia, pero que no puede irse de Londres, la ciudad donde vive su hija, una hija que no conoce y que nubla sus sentidos, sentimientos y pensamientos, su único afán es encontrarla, saber que está bien y su único modo de ponerse en contacto con ella es dejando mensajes escritos en las paredes de Londres.

Dos personajes muy dispares que se encontraran por fortuna en la desventura de otro, dos almas que conectaran desde el momento en que sus miradas se cruzaran y lo que nunca fue dicho quizás tampoco sea necesario decir.

Gracias a sus voces conoceremos a personajes si voz propia, por separado nos mostraran una visión muy diferente de un mismo pasado bañado entre luces y sombras.

Sarah Butler, se muestra al mundo con su primera novela, aunque ya había publicado algunos cuentos en diversas antologías y revistas. Cuando no escribe, dirige Urbanwords, una consultora que desarrolla proyectos que utilizan las artes y la literatura como una manera de explorar nuestra relación con los otros y con el entorno urbano. Hecho que queda reflejado en las páginas de esta gran historia con una profundidad trascendente.

Un detalle de esta novela son las listas que los personajes hacen sobre “Diez cosas que…”, “Diez motivos que…”, como si fuera posible englobar sentimientos, decisiones o intereses en solo diez ideas, una listas que harán al lector preguntarse sobre sus propias listas.

Una historia rica en descripciones, el lector se verá inmerso en la ciudad de Londres, en sus tormentas, en sus canales y en sus calles acompañando por unos personajes muy reales y definidos que hablan con el corazón en la mano y que sin saber cómo se convierten en alguien muy especial al que nos gustaría consolar.

Duomo en su colección Nefelibata nos muestra una realidad alejada de los soñadores y muy real. 

Diez cosas que he aprendido del amor es un canto a la esperanza, a las segundas oportunidades, al amor incondicional de la familia y a aquel lugar del mundo al cual todos pertenecemos, nuestro hogar.