divendres, 30 de maig de 2014

Buena suerte



Por Àngela Sánchez Vicente


Estamos encantados de poderos presentar una novela que seguro hará las delicias de la buena literatura, ligera, fresca, ácida y con grandes toques de realidad y contemporaneidad.

Con Buena suerte descubrimos a una nueva amiga, Margot, la que no está ayudada por su buena estrella o parece que últimamente la ha mirado un tuerto: Sus amigos han ido a Berlín, Nueva York y a otros países para expandir su profesión, ella, en cambio, está confinada a su Génova natal y a su trabajo en el periódico.

Su jefa es despótica y no le pone las cosas nada fáciles; su novio es una montaña rusa emocional y la envuelve en una relación sentimental sumamente tóxica, de ahí su apodo, Tormento y Diesel, su gato y única fuente de cariño atraviesa un momento delicado.

Podemos decir que esta chica lo tiene todo en contra y está en un bucle del que es difícil escapar.

Un día y a través de un encargo bizarro de su jefa, se acerca a un despacho donde está Caterina, una octogenaria que regenta una casa de apuestas. Ambas encuentran en sus miradas un puerto, un faro y un gran interrogante. 

Sus vidas se entrelazarán a través del artículo dado que en el proceso, Caterina sufrirá un ataque en el local y será amenazada de perderlo todo. 

¿Qué quién es la primera sospechosa? Ah! Lo tendréis que leer!

Barbara Fiorio, prestigiosa autora italiana, nos presenta a unos personajes desdichados por la vida a la vez que un nuevo futuro está en construcción dependiendo de las propias decisiones.

La mismísima Margot tendrá la oportunidad de mejorar en su trabajo y en el campo sentimental en el momento en que investigue qué pasó en el despacho de Caterina junto a la ayuda del galante y educado Tommaso Crocetta.

¿Podrán estas dos mujeres unidas por la desdicha liberar sus almas y cambiar su suerte?

Solamente con la ayuda de Suma de Letras lo podréis descubrir en una novela que nos muestra como cada uno de nosotros nos amargamos la vida sin darnos cuenta, la manera en que caemos en la trampa de la fatalidad es impresionante.

Ellas ya han bajado a los infiernos y están trepando para salvarse y salir a flote.

¿Y tú, que harás? ¿Lo leerás o dejarás escapar esta buena oportunidad que te brinda la literatura?

Recuerda: el destino está en tus manos.