dimarts, 29 de juliol de 2014

Matrimonio por contrato



Matrimonio por contrato es la primera entrega de la saga “Casarse con un millonario” de Jennifer Probst, una autora que no ha dejado de escalar puestos en las listas de más vendidos de los medios más importantes de EUA.

Nuestros protagonistas son Nick Ryan, un guapo millonario que debe casarse para poder controlar sus negocios, es un hombre distante y cuya lógica, un poco cavernícola, no le deja creer en el amor o en una relación, en cambio Alexa, la mejor amiga de la hermana de Nick necesita desesperadamente dinero para salvar la casa de sus padres.

Dos personajes fuertes, que se conocen desde la infancia y donde los secretos son inútiles entre ellos deciden casarse para solucionar sus problemas, el recibirá el control de las empresas y ella un talón muy lucrativo.

Todo sería perfecto, de no ser por la atracción física que sienten el uno por el otro, sus barreras son infranqueables, los limites están muy bien definidos y no pueden salirse del papel… ¿o si pueden?

Un matrimonio de conveniencia es un pacto donde el respeto y el compañerismo fluyen en ambas direcciones siempre y cuando el corazón no empiece a mandar órdenes contradictorias.

¿Qué sucedería si la lujuria pudiera con sus planes? ¿Y si no fuera lujuria? ¿Y si un amor profundo empezará a fraguarse?

Muchas preguntas y grandes jugadas del destino muestran una novela actual, fresca, irónica y muy seductora.

Los personajes secundarios darán una réplica concisa y brillante a nuestros personajes, gracias a ellos el lector vivirá escenas de celos, escenas de amistad sincera, el nacimiento de nuevos romances y quién sabe si en un futuro la autora desvelará los entresijos que se van formando poco a poco entre ellos, creando futuros protagonistas.

Plaza & Janés siempre sabe cómo seducir a sus lectores, con una portada que hará soñar a más de una fémina y aterrara a más de un caballero, podremos descubrir que un diamante es para siempre y una promesa de futuro siempre puede esconder más de una sorpresa agradable.

No dejéis escapar a un millonario por el mero motivo de no creer en el amor y ser un cabezota, siempre existe la mujer que es más cabezota que él. ¿Estáis preparadas para ser seducidas?