dilluns, 8 de setembre de 2014

Hambre



Retomamos la saga Olvidados con la segunda entrega Hambre, donde ya solo quedan 334 jóvenes olvidados en Perdido Beach, tras pasar tres meses desde que la ERA se instauró.

Si en la primera entrega Olvidados el autor Michael Grant nos introducía en un mundo caótico donde los adultos acababan de desaparecer y los niños empezaban a vislumbrar el miedo, el hambre, la añoranza y uno de los principales motores de la trama era descubrir cómo no desaparecer al cumplir los quince años. 

En esta segunda entrega el autor tiene más libertad de movimiento dado que la mayoría de los personajes ya son conocidos por el lector, no reencontraremos con Sam, Astrid, Pete, Quinn, Albert, Lana, Edilio y no nos podemos olvidar de Caine, Diana, Drake y muchos otros, aunque introduce algún personaje nuevo que deberá decidir si quiere unirse a los chicos de Perdido Beach o a los de Coates.
Orsay puede entrar en los sueños de los demás, ¿esto será su cruz o su salvación?

La oscuridad que amenazaba desde las sombras se está haciendo más fuerte y se introduce en la mente de aquellos que han estado cerca de ella ¿Quién o qué es la gayáfaga?, ¿Qué necesita?, ¿Lo conseguirá?

Mientras Sam intenta desesperadamente salvar la situación, aparecen problemas por doquier, los alimentos empiezan a escasear, Albert tiene sus propios planes, Los chicos normales declaran la guerra a los “rutis”, aquellos que han desarrollada algún don, la vida en Perdido Beach empieza a desmoronarse.

Caine está completamente perdido en su mente, solo sabe lo que la gayáfaga quiere y no le importa el precio a pagar, aunque este precio sea el final de todo.

Y entre todos estos problemas también aparecen pequeños haces de luz de esperanza.

¿Conseguirá Caine su propósito?, ¿Será Sam quien consiga terminar con la amenaza de la oscuridad?, ¿Sobrevivirán todos para ver un nuevo amanecer?, estas solo son algunas de las pocas preguntas que iréis descubriendo página a página.

La lectura de esta saga se convierte en adicción, los personajes están tan bien construidos que logran captar el interés del lector, la verdad es que a mí me han entrado ganas de patear algún trasero.

La ERA se ha instaurado y necesita una mano firme para sobrevivir ¿podrían solucionar sus problemas Sam y Caine y conseguirlo juntos? Dicen que el enemigo de mi enemigo es mi amigo. Quizás una nueva lucha una a todos por un bien mayor.

Os recomiendo que al leer Hambre tengáis algo de picotear a mano, os entrará tanta hambre como a los protagonistas.

Lo más acertado del título es que consigue dejar al lector con hambre de más, necesita saber que sucederá después, cómo evolucionará la vida en la ERA, suerte que podemos ir a la librería a comprar la continuación “Mentiras”, pero ¿Quién miente? RBA Molino acierta de pleno con una saga adictiva y llena de adrenalina.

¡Los días de la oscuridad están contados!