dimarts, 13 de gener de 2015

La lluvia es una canción sin letra



Hoy estamos encantados de presentaros una novela que os dejará boquiabiertos y con ese buen gusto que dejan las historias que te llenan el corazón y el alma. Se trata de La lluvia es una canción sin letra de nuestro ya amigo Ángel Gil Cheza que nos enamoró con “El hombre que arreglaba las bicicletas” y la humanidad que nos brindó en la entrevista que nos cedió.

Al recibir este libro pensé en cuatro puntos positivos a simple vista: el primero es que si hay algo que puedo amar en esta vida es la lluvia y en segundo lugar estaría la música, lógicamente si van de la mano es inexplicable; en tercer lugar la localización de la novela en tierras irlandesas es muy especial y cómo no, en cuarto lugar saber que la pluma del autor y compositor estaba detrás de esta fantástica idea convertida en una novela imprescindible.

Así que vamos al lio, la historia arranca cuando encontramos a una chica enterrada en extrañas circunstancias en la Irlanda del siglo XI. Con el verdor del paisaje, los sonidos de los pájaros y la quietud de la escena podemos casi tocar ese suelo y percibir ese olor a bajo bosque intenso que se convierte en el marco ideal.

¿No os pasa que a veces jugáis a inventar que pasó o quien era una persona antes de conocerla? ¿A qué se dedicaba? ¿Cómo vivía? ¿Cómo era su familia? ¿Cuántos pretendientes tenia?

Pues Ángel Gil Cheza juega a eso de una manera magistral y construye la que pudo ser la vida, aventura y desventura de esa chica.

¿Qué le pudo pasar? ¿Quién era? Puede ser que se acerque a la verdad o la desmonte del todo pero por algo es literatura y cada uno tiene sus licencias. 

El relato es sorprendente y altamente adictivo, invita a pasar páginas sin pensarlo y cuando te das cuenta le estás dando la vuelta a la última que cierra la historia. 

Con un léxico que deja perplejo, un ritmo trepidante y una empatía que asusta nos atrapa de una manera imparable y queda en nuestra memoria bastante tiempo con el deseo de querer recomendarla a aquellos lectores voraces que conocemos.

Por suerte y gracias a Suma de letras la podemos recomendar desde esta plataforma y os aseguramos que no os arrepentiréis de la elección. 

En la anterior entrevista le comentamos como era el presente, el pasado y el futuro y su respuesta nos va de perlas para la historia de la chica misteriosa.

“¿Crees que la historia que cada persona deja al morir es pasado que se quiere hacer presente?
Somos recuerdos, y somos tiempo, nada más. Es importante mantener vivos los que te hacen estar bien, los que te reportan felicidad, incluso nostalgia… eso es bonito. Pero también es importante tener tiempo, el tiempo es lo único real y lo único que tenemos, hay que poderlo disfrutar.”

¿Aún no estáis convencidos? Venga va, coged vuestras bicicletas e id directos a las librerías.