dissabte, 7 de març de 2015

Cómo seducir a un millonario



Llegamos al final de la trilogía “Amantes reales” que nos ha regalado poco a poco Megan Mulry y con la que nos ha atrapado, seducido, conquistado y en definitiva enamorado.

Conocimos a la saga de los hermanos Heyworth en “Cómo ligar con un Duque” donde la vida de Max y Bronte se cruzaron, continuamos con ellos en “Cómo conquistar a un Lord” donde el hermano de Max, Devon se cruzó con la mejor amiga de Bronte, Sarah y finalmente en esta entrega, Cómo seducir a un millonario,  veremos como la hermana pequeña de nuestros muchachos, Lady Abigail descubrirá un amor profundo y sincero con el mejor amigo de su cuñada Sarah, Eliot.

Una novela de enredos y desenredos, de personas que se quieren y con ello parece que tienen permiso para inmiscuirse en la vida de los demás, la relación de tres hermanos más parecidos de lo que ellos mismos creen y las ansias de protegerse por encima de todo.

Abby es una joven vitalista, única, una persona preocupada por el mundo y con deseos de hacer verdaderos cambios en el mundo y ayudar a los demás, es un personaje que brilla por sí mismo, es inocente y como todos le hacen ver parece que no tenga espejos dado que tiene una pobre opinión sobre sí misma.

Abby ha terminado una relación de diez años con una mujer y poco a poco su mejor nuevo amigo le empieza a revolotear el estómago, le pone la piel de gallina y en cierta manera la intimida.

Eliot es un hombre fuerte y cabal, sabe lo que quiere y cómo conseguirlo, quiere a Abby y piensa conquistarla, él la ama pero no quiere solo un rollo, quiere un futuro y ella no está preparada. Sus caminos se separaran durante un año hasta que el anuncio del matrimonio de él la descolocará.

Una relación que parece abocada al fracaso, no solo por los caracteres dispares de los protagonistas, ni el hecho de vivir en ciudades distintas, parecen de mundos distintos.

Pero no hay nada como tener cuñadas, casi hermanas que la pondrán en aprietos y apuros para que descubra realmente lo que quiere y saque el coraje para luchar, de la misma manera que estas grandes amigas de él lo azucen para que espabile y descubra que quizás está equivocado.

Una novela muy coral, donde los protagonistas de las entregas anteriores han continuado con sus vidas y la autora nos invita a compartirlas con ellos, viviremos bodas, nacimientos, bautizos, la continuación de una saga familiar muy noble y muy británica con sus parejas poco nobles, muy americanas y con un lenguaje muy poco aristocrático.

Una trilogía que se hace corta, que te deja con deseos de más y que a su vez cierra un círculo con una excelente lazada.

En esta última entrega que nos presenta Plaza & Janés fluye la ironía, la pasión, el romper tabús, donde una hippy noble perderá la cabeza por un magnate del mundo de la moda.

Un traje que todo lector deberá llevar con glamour en Paris o Londres o con sencillez en Iowa.

Panteras



Después de confesar que soy una gran lectora de Lena Valenti y que me conquisto con su saga vanir desde que cayó en mis manos con títulos como “El libro de Jade”, “El libro de la sacerdotisa”, “El libro de la elegida”, “El libro de Gabriel”… y podría continuar, ahora ya me puedo declarar una pantera más.

Su última novela Panteras, cambia radicalmente de escenario, entra en un mundo nuevo, una novela única, sin segundas ni terceras partes, aunque no me importaría, la verdad, una novela histórica que nos sitúa en un Londres a punto de sufrir en manos de Napoleón, donde la trata de esclavos pende de las manos de los hombres que conjuran el Parlamento inglés y donde la traición, la mentira y la crueldad parecen ser permitidas en manos de aquellos hombres que ostentan el poder, el dinero o el título.

¿Podrán un grupo de mujeres mostrar una visión de la vida y de su rol en la sociedad? ¿Podrán esas voces levantarse desde un murmullo para atronar los cimientos de un reinado? ¿Podrá el amor ofrecer una segunda oportunidad frente al engaño y al dolor de unos corazones rotos en mil pedazos?

Las panteras son, mejor dicho, somos todas las mujeres que deseamos que se escuche nuestra voz, demostrar al mundo nuestra valía y nuestras virtudes, no somos floreros ni objetos destinados a decorar la vida de un hombre.

Nuestra hermana pantera es Kate, hija de un noble inglés y prometida al amor de su vida, pero estos dos hombres, frente a una acusación de traición y libertinaje, ciegan a su corazón y su confianza abandonándola a su suerte y a una muerte segura.

Afortunadamente Kate cruzará su camino con tres mujeres impresionantes, Ariel, con grandes conocimientos médicos que la adoptará como pupila, Marian con un don para el dibujo y Tess que domina diversas lenguas y conoce el derecho mercantil, todas ellas serán hermanas.

Su unión se forjará sobre los cimientos de la amistad y del amor fraternal, juntas buscaran demostrar la inocencia de Kate y vengarse de todos aquellos que participaron en la traición que la condeno.

Juntas regresaran años después a Inglaterra como Marquesas de Dhekalia y mostraran a las mujeres todo aquello que la sociedad masculina les oculta, dándoles el arma más poderosa del mundo, ellas mismas.

La autora atrapa desde el principio con una historia que mantiene un tempo ligero, no deja un momento de mantener la tensión y consigue que el lector empatice desde el primer momento con las panteras. Un acierto con todas las letras.

Me ha gustado mucho como ha introducido el personaje de Jane Austen como amiga de Kate y a la jovencísima Mary Shelley como futura pantera, todas ellas fueron mujeres que escribieron en un mundo de hombres, mostrando su gran talento y capacidad y desvelando metafóricamente los problemas de la sociedad del momento.

No os desvelaré más detalles de la novela, pero os aseguro que una vez en vuestras manos, vuestro corazón será de pantera.

Plaza & Janés y Debolsillo consigue con esta novela un éxito asegurado y futuro best-seller, una apuesta para librepensadoras.