diumenge, 15 de març de 2015

Muerte en la Acrópolis



Querida Calíope, musa de la elocuencia, te invoco a ti para que me des la facilidad de palabra y así hacer justicia ante tan excelente obra.

Muerte en la Acrópolis nos transporta a Atenas, en el siglo IV A.C, donde acompañaremos a Apolófanes, un mercader en su cruzada contra las injusticias.

Nos adentramos en una Atenas donde la justicia va de la mano de la corrupción, de la ambición y de las ansias de poder, aunque aún quedan hijos de Atenea que prodigan su sabiduría, justicia, estrategia y su habilidad de palabra.

Andrea Maggi nos presenta un personaje al más puro estilo Hércules Poirot o Sherlock Holmes, un hombre de honor, de valores firmes y con una gran inteligencia deductiva.

Estamos demasiado acostumbrados que las novelas históricas se centren en batallas, en quien conquistó a quien y como las ciudades se autodestruyen en un afán de renacer, pues bien, este no es el caso, cierto que el lector se encontrará con episodios bélicos y con un ambiente enrarecido por las dificultades, pero si la tuviera que catalogar no sería como histórica sino como humanista y jurista.

En una época donde las supersticiones gobernaban las almas más oscuras y los Dioses velaban por aquellos ciudadanos dignos, nos encontraremos con Eurifemo, un joven que será acusado de un homicidio y tachado de licántropo, Apolófanes se ofrecerá a defenderlo, él sabe que es inocente y por el valor de sus palabras y promesas dedicará todo su esfuerzo a tan ardua carga.

Estrepsíades es el esclavo de Apolófanes, aunque la mayoría de las veces es tratado más como un igual que como tal, en el encontraremos a nuestro Watson o Capitán Hastings.

Uno de los personajes que más me ha gustado es Filoxena, una mujer fuera de medida en la época, una filosofa que será de gran ayuda y que muestra al lector las contradicciones de la sociedad Ateniense.

Y mientras el caso coge apogeo, el Tesoro de la Acrópolis ha desaparecido como por arte de magia sumiendo a la población al desconcierto.

Duomo no solo nos presenta una obra inteligente, afilada, culta e impresionante, sino que además nos regala un glosario para los que no estén muy puestos en mitología clásica y una breve entrevista con el autor quien desvela algún que otro secreto sobre su novela como la pronta continuación de ella.

El entusiasmo del autor se contagia al lector, uno no puede dejar de leer y hacer sus propias cábalas sobre los sucesos que se van desarrollando página a página hasta descubrir… Tendréis que leerlo.

Para ser una novela novel, Andrea Maggi sorprende gratamente, muestra un gran desarrollo e investigación en la época histórica y le da un giro profundizando con unos personajes que se hacen querer muy fácilmente, aunque hay un par a los que ya os aviso no tendréis mucha simpatía.

Un thriller por derecho propio.