dissabte, 6 de juny de 2015

Me emborraché para olvidarte y ahora te veo doble



¿Estáis preparadas para calzar unos stilettos rojos y una amplia sonrisa? Si la respuesta es afirmativa ya podéis entrar a formar parte del comando ensaladilla.

En este grupo tan especial no entra todo el mundo, pero seguro que formareis parte de el a medida que página a página os hagáis muy amigas de nuestra protagonista Lily y sus amigas.

Un grupo muy variopinto de treintañeras que se conocen desde siempre y que aún conservan sus motes del campamento donde se conocieron, la vida es como una ensaladilla y ellas son sus ingredientes, Lily es patata cocida por su piel blanca, Ale es aceituna por ser un hueso duro de roer, Merche es el huevecito por su carácter frágil y Luisa el atún por lo escurridiza que puede llegar a ser.

Lily es una experta en convertirse en el centro de atención sin quererlo y en el momento más inoportuno, una chica con dos pies izquierdos a quien el destino tiene preparada una sorpresa. Rubia, neurótica, torpe, en paro y con treinta años, todo un coctel difícil de combinar si además le sumamos que a tres días de casarse pillo a su novio en la cama con otro y una madre cotilla a más no poder.

Todo parece ir mal hasta que un caballero de radiante armadura aparece en su vida, Ian le muestra que el destino tiene buenas cartas y que el amor no está reñido con la amistad, la confianza y la seguridad de un hombro en el que llorar.

Cuando su vida parece ir viento en popa el destino le regala una oportunidad que puede regalarle aquello que siempre ha soñado, pero para ello tendrá que elegir ¿Tendrá un final feliz? ¿Se puede tener todo en esta vida?

Alba Corpas nos presenta una novela joven, fresca, divertida, histriónica, donde la realidad muestra sus diversas caras y nuestras amigas deberán decidir qué es lo que realmente quieren. Una historia donde la amistad no se cuestiona.

Me emborraché para olvidarte y ahora te veo doble es un título muy realista, es aquel sentimiento que nace en la boca del estómago cuando quieres olvidar algo y de repente solo puedes pensar en ello y la cabeza da vueltas a aquello que fue y que podría haber sido.

Conoceremos a Lily a través de sus amigas, pero sobretodo en los posts que publica en su blog, donde no deja títere con cabeza y muestra aquello que cara a cara no puede decir.

Esencia nos invita a descubrir una copa fresca y ligera, con toques de romanticismo y grandes dosis de realidad, con ingredientes especiales como él y ella, sus amigos, el trabajo y la familia.

Una novela que seduce desde la primera página y que atrapa al lector entre sus páginas, dado que gracias a la prosa de su autora, es muy fácil identificarse en algunos aspectos con el comando ensaladilla ¿Quién seríais vosotros? 

Os recomiendo que no perdáis tiempo en haceros con ella y seguir el camino de rosas amarillas que os llevaran a un nuevo destino.