diumenge, 5 de juliol de 2015

La mujer de gris



La Editorial Navona en su sello Navona Negra nos presenta La mujer de gris, una novela firmada por Anna Maria Villalonga, nombre de respeto y calidad dentro del mundo de los amantes del género negro.

Los lectores se adentrarán en una novela donde se conjuran la rutina y un hecho desencadenante que cambiará la vida de un soñador.

Nuestro narrador es un hombre maduro, desencantado de la vida que la ve pasar día a día y no sabe cómo vivirla. Siempre se ha refugiado entre libros y películas, pero pronto se da cuenta que la vida es algo más, que hay un mundo fuera las cuatro paredes de su casa y que para poder entrar en el mundo no tiene más remedio que dar el primer paso.

Mientras toma un té en una cafetería, una mujer vestía de gris pierde el fular y él en un ejercicio de buena educación la sigue para devolvérselo, pero de camino descubre que aquel episodio puede ser el comienzo de una aventura al más puro estilo del cine clásico o de las películas de detectives, así es que decide descubrir quién es esa mujer.

Por medio del despertar de nuevo a la vida descubrimos la vida de la mujer gris, Gloria, una mujer con una vida más negra que gris, su vida es monótona y bastante aburrida hasta que un día todo cambia.

¿Cuál es el motivo de este cambio? ¿Quién es el responsable? ¿Quién se lo puede explicar?

Nuestro amigo irá tirando del hilo, poco a poco, y nos mostrará la vida del hijo de Gloria, su curiosidad desembocará en un final funesto, pero dicen que la justicia es ciega y a veces se llega por caminos poco transitados o escaleras desgastadas.

La novela en sí es demasiado profunda, demasiado real en muchos aspectos y demasiado corta.

Ana María tiene el poder de atrapar al lector, su prosa es dinámica y los giros argumentales no dejan que abandones la historia. La he leído de un tirón y me he quedado con ganas de saber cómo vivirá a partir de ahora nuestro amigo y la señoría Celia.

La mujer de gris, es un reflejo de parte de nuestra sociedad, personas grises que hacen su vida pero que pasan desapercibidas para la gran mayoría, gente de la que pocas cosas se dicen y muchas se callan. Gloria se transforma en víctima y verdugo, una mujer que decide por sí misma.

Podría enumerar muchos motivos por los que os recomiendo esta novela, ante todo me fijo en la autora, sólo puedo decir que es de las pocas personas que en pocas palabras es capaz de hacer poner la piel de gallina y captar toda la atención del lector y si olvido todo lo que he dicho antes, la historia por sí misma se merece un reconocimiento.

Una novela negra con una gran dosis de realidad y una increíble profundidad en la descripción del carácter de los personajes y con mucha riqueza cultural cinematográfica y literaria.

Me ha gustado tanto que he acabado viendo "La ventana indiscreta" de Alfred Hitchcock, ¡si la leéis ya lo entenderéis!