dilluns, 2 de novembre de 2015

Los amores solitarios



Por Ángela Sánchez Vicente


Hoy estoy feliz de traeros la nueva novela de Eshkol Nevo. Es oír su nombre junto a la frase “este autor ha sacado una nueva novela” y no poder evitar que la emoción brote en mi interior y tener que intentar disimular las ganas de aplaudir y saltar en donde me encuentro.

Antes de leerla tenía muchas expectativas y no podía esperar ni un segundo más para sucumbir en el dulce placer de su escritura actual, con temas que nos tocan de cerca y en los que nos reflejamos pero con esa prosa cautivadora que nos encanta.

Ya os comenté de su obra predecesora “La simetría de los deseos” que era una obra simplemente espectacular, su sutileza, su fragilidad, la esperanza, la energía y voluntad nos ponía entre las cuerdas de nuestra propia vida y de lo que realmente sentimos y esperamos. En esa novela el autor nos acaricia el alma, nos renueva y con sus propiedades altamente terapéuticas se convierte en una lectura especial.

Ahora vuelve con fuerzas renovadas con Los amores solitarios que gira en torno a un amor que se perdió por cobardía y como este hecho puede afectar a la vida del protagonista en múltiples facetas.

Muchos de nosotros habremos vivido en propia piel o en la de amigos cercanos (siempre queda mejor que sea un amigo) una situación en que le das la espalda a un amor porque no es el momento, porque no crees que es el ideal, el soñado, por orgullo o simplemente porque estás demasiado ciego poniendo tu atención en otras cosas como el trabajo o problemas cotidianos. 

El amor es una locura y no se puede medir como una variable a evaluar, como sentimiento que es se debe vivir de manera espontánea y dejarlo crecer sin pensar en la gente que te rodea, tus obligaciones u otras tontunas que a veces nos paralizan y por miedo sólo obtenemos el ¿y si…? Que nos puede torturar toda la vida.

Ben, nuestro nuevo amigo deja ir la mano de Ayelet solo por miedo. ¿Le deparará el destino la oportunidad de subsanar su error?

Ben hará unos amigos sinceros que todos tienen una historia de amor complicada en sus vidas y entre todos sacaran de negativo a positivo aquello que han aprendido y trataran de ayudarse los unos a los otros de una manera muy similar al pacto que hicieron la pandilla protagonista de “La simetría de los deseos”.

Este tipo de narración en que cada uno desde su experiencia habla de un mismo tema es un arte que domina a la perfección este gran autor y en el que es facilísimo empatizar con alguno de ellos. ¿Quién no ha tenido dudas o problemas amorosos?

Además de ser una novela coral en que no os diremos mucho pero acaba de una manera muy acertada, honesta y justa con los personajes es muy interesante leer una novela que trata el amor con voz masculina y alejarnos un poco a que sólo las mujeres sufren de mal de amores.

Es una novela espectacular que nos ofrece Duomo y una oportunidad de oro de reencontrarnos con este mago de las palabras que teje unas tramas perfectas vistiéndolas de humanidad, emotividad, sinceridad y muy poco drama.

Es una lectura ideal, placentera y muy agradecida. Realmente al acabarla has pensado en muchas cosas, has reflexionado en tu propia vida y situación y hacia dónde quieres ir. 

Una novela que no deja indiferente os está esperando en las librerías. ¿Tenéis un plan mejor para este fresco invierno? Reservad un ratito al día para desgranar esta gran historia y no os arrepentiréis.