dijous, 5 de novembre de 2015

Entrevista Agustín B.Palatchi



Hoy os presentamos Especies invasoras, la última novela del autor barcelonés Agustín B. Palatchi.


Tras éxitos como “La guerra invisible”, “La alianza del converso” y “El gran engaño” se estrena en el género del thriller de aventuras e investigación. Por ser su primera vez se mueve como pez en el agua y nos muestra una historia de aventuras con una búsqueda de la verdad de lo más elegante, siendo fiel al género pero sin caer en los clichés de autores de referencia.

Es muy detallada, escrita con mimo y con una trama que va cada vez a más y más hasta que llegas al final y al cerrar el libro sólo te vienen a la mente adjetivos calificativos positivos. 

En esta novela acompañaremos a Iria, doctora en biología y a Gabriel, periodista en paro en una investigación sobre la desaparición de las abejas y otras especies básicas para la humanidad con un trasfondo oscuro e intencionado. 

Un punto muy fuerte a su favor es que se basa en un problema actual sobre el cual no sabemos lo suficiente y gracias a Iria pondremos unos pocos puntos sobre las íes y además la trama de descifrar que hay detrás de estas desapariciones nos lleva a una aventura excepcional donde los sentimientos, el miedo, la incertidumbre y el valor de la verdad serán imperantes y el hilo conductor.

Pero… ¿Qué más hay detrás de todo esto? Un asesinato, interrogantes y mucha aventura os esperan.

Gracias a Umbriel nos podemos adentrar en una aventura que no nos dará tregua hasta que la acabemos pues las incógnitas se multiplican y cada vez nos sentimos más atraídos por ella.

Démosle el turno de palabra al autor y que nos cuente un poco más.

De pequeños todos queremos ser algo especial: bomberos, astronautas, pilotos… ¿Qué quería ser usted? De pequeño no sabía lo que quería ser. O al menos, eso pensaba. Porque me encantaba leer, redactar cuentos, imaginar historias… Muchos años más tarde me di cuenta de que en realidad quería ser escritor, incluso antes de saberlo conscientemente.

¿Cómo compagina su carrera como jurista con la de escritor? Es muy difícil porque debo dedicar fines de semana, vacaciones… Implica mucho sacrificio personal pero como es algo muy vocacional siento la necesidad de seguir escribiendo y acabo sacando el tiempo de donde haga falta.


¿Cuándo se dio cuenta que el mundo literario le estaba esperando? ¿Fue a raíz de algo en particular o fue un paso natural en su vida? La verdad es que fue a raíz de un accidente muy grave que sufrí. Estando en el hospital descubrí que siempre había querido ser escritor, pero que no me había atrevido a dar un paso al frente.

¿Cómo valora el mundo editorial de hoy en día? Por desgracia la crisis y la piratería ha golpeado de forma muy dura al mundo editorial. Pero dejando de lado aspectos económicos, debo decir que siempre me he encontrado con excelentes profesionales que aman su trabajo.

Últimamente a través de las redes sociales muchos autores tienen contacto con sus lectores. ¿Cómo valora esta oportunidad de “feedback” tan directo y rápido? Es fantástico. Valoro mucho la posibilidad del contacto directo con los lectores para conocer sus opiniones. Al fin y al cabo, escribo para ellos.

Muchos autores a través de la red se han visto envueltos en fenómenos como enseñar su escritorio, escribirse una frase en la mano, etc… ¿Cree que hay demasiado intrusismo en la profesión y por eso grandes escritores tienen que sumarse a estas iniciativas? Hoy en día darse a conocer es lo más difícil porque cada año se publican millares de libros. Así que no es de extrañar que se recurra a todo tipo de estrategias llamativas. Pero a largo plazo lo único que funciona es lograr escribir buenos libros de manera consistente y continuada en el tiempo.

Si pudiera organizar una cena literaria con grandes autores, vivos o muertos, ¿A quiénes invitaría a compartir mesa y mantel? Me haría mucha ilusión contar con Herman Hesse, J.R. Tolkien, Charles Dickens y Jack London porque fueron mis autores preferidos cuando todavía era un niño.

Hablando un poco de la novela y sin dejar “spoilers” para nuestros lectores voraces nos podría decir cuál de los protagonistas se parece más a usted. Gabriel, el periodista. Comparto con él su pasión por la investigación, aunque en otras muchas cosas no se parece en nada a mí.

Iria y Gabriel tendrán que investigar y mucho… ¿Es cierto que las novelas de investigación se escriben empezando por el final? ¿Cómo planeó el proceso narrativo? Siempre es bueno tener en mente el final, aunque lo más importante es el proceso creativo. A medida que uno va escribiendo, los personajes adquieren vida propia y a veces hasta el autor se sorprende de los derroteros que va tomando la historia porque, como en la vida real, las cosas no siempre suceden como uno las planea.

En un inicio vemos un hecho real como es el de las
especies invasoras, venga… seamos sinceros… Entra un gran bicho en su casa y pertenece a una especie protegida ¿Lo mataría o lo dejaría en libertad? En el capítulo 2 narro como Gabriel, el periodista, se encuentra a una urraca en su cocina que ha entrado por la venta del salón. Eso mismo me pasó a mí en la vida real y le ayudé a salir, pero me dio un poco de miedo porque tenía un pico que me parecía enorme. La verdad es que la urraca estaba más asustada que yo porque  se había desorientado y no sabía cómo salir.

Bajo nuestro punto de vista es un thriller impecable. ¿Cómo decidió lanzarse a este género? ¿Le resultó fácil? Es un género que me gusta porque requiere mucho ritmo y un argumento que vaya “in crescendo”. La verdad es que me costó mucho esfuerzo ya que requiere hilar muy fino para mantener la tensión y la credibilidad. Pero el resultado ha valido la pena.

Si en este momento pudiera añadir algo a la novela o quitarlo ¿Lo haría? ¿Qué seria? La dejaría tal y como está. Le di tantas vueltas y la repasé tantísimas veces que ya no podría añadir nada. Lo único que eliminaría serían unos pocos errores tipográficos que he detectado.

Esta novela tiene un ritmo trepidante. ¿Cuál podría ser su banda sonora? The Dark Side of the Moon. De Pink Floid.


Para finalizar nos gustaría que respondiera la que viene siendo la pregunta de la casa. ¿Qué pregunta nunca le han hecho y cree importante? Nos la puede responder.

Esa sí que es una pregunta difícil. Pero ahí va la pregunta y la respuesta. ¿Quién escribe cuando uno está inspirado? Porque creo que cuando uno está inspirado es porque ha entrado en contacto con otra dimensión, digamos creativa. Para poner un ejemplo gráfico. Es como si el escritor fuera un aparato de radio que de repente sintoniza con un canal fabuloso y es capaz de expresarlo por escrito en forma de novela.





Muchísimas gracias por su tiempo y dedicación. Sólo nos resta desearle un gran éxito y felicitarle por esta obra que seguro hará las delicias de nuestros lectores más fieles.
La Petita Llibreria
Àngela Sánchez