dimarts, 17 de novembre de 2015

Entrevista a Ana R.Vivo / Dana Jordan



Tras conocer a la familia Barrymore en “Oscura fascinación” y posteriormente en “Sublime tentación” nos reencontramos con ellos con un broche de oro titulado Ciega Obsesión, todas ellas publicadas por Vergara.


Dana Jordan nos ha regalado una saga familiar donde cada uno de los hijos del matrimonio Barrymore es el protagonista de una de sus entregas, aunque cada uno de ellos juega con el coprotagonismo de la familia.



No son una familia al uso y sus vidas no están regidas al margen del peligro ni de la ley, la alta sociedad de Nueva York se codea con la elite de la justicia, y ellos parecen el ejemplo perfecto de una combinación perfecta si dejaran mandar a la matriarca, pero afortunadamente poco caso le hacen.


Si no habéis leído las entregas anteriores no os las perdáis, ciertamente se podrían leer de manera individual pero os aseguro que os seducirán y tendréis que empezar desde el principio.


Hoy tenemos el placer de hablar un poco con su autora, así que mejor le damos la palabra.

¿De pequeña eras una niña de muñecas y juegos de recreo o ya apuntabas más hacia los cuentos y las historias cerca del fuego? Pues reconozco que más bien era una niña que leía cuentos, tebeos y alguna que otra novela que quitaba a mi madre cuando se despistaba.



¿Cuándo sentiste por primera vez que el mundo de las letras te estaba esperando? ¿Fue un impulso o lo llevabas meditando tiempo atrás? Fue muy pronto, cuando tenía unos doce o trece años. Llevaba meditando durante un tiempo que había novelas a las que yo le cambiaría el final, de modo que me entretenía reescribiendo cómo me gustaría leer esa historia y más adelante me di cuenta de que lo que más me gustaba era escribir esa historia desde el principio.


¿Cómo consigues compaginar tu trabajo en el área sanitaria con la vida de escritora con éxito? La verdad es que resulta complicado, y trato de compaginar ambas facetas robando tiempo y horas al sueño, a los amigos y alguna que otra vez a la familia, aunque ellos lo comprenden.


Sandra Brown
Si pudieras hacer un viaje en el tiempo y organizar una cena literaria ¿Quiénes serían los invitados? ¿Qué autor estaría sentado a tu lado?  Muchos, no sé si cabrían en la mesa, pero diré cuatro: Mary Higgins Clark,  Stephen King, Sandra Brown y Lisa Kleypas. Y a mi lado estaría sentada Sandra Brown.


¿Crees que las redes sociales y la oportunidad de feedback te aproximan más al lector? Por supuesto. De otra manera es impensable poder llegar a tantos lugares sin moverte del sitio en tan poco tiempo. En horas se puede conseguir lo que costaba meses de promoción hace unos años. Y sobre todo lo mejor es el  contacto con los lectores, que a veces llegan a convertirse en amigos aunque nos los conozcas personalmente.


Hay mucho intrusismo en el mundo de las letras, ¿crees justo que os hayáis de justificar demasiado por vuestro trabajo? En realidad no creo que tengamos que justificarnos por nuestro trabajo porque aunque haya mucho intrusismo, los lectores saben lo que quieren leer, con lo cual, reclaman calidad y no se conforman con cualquier cosa. Afortunadamente, cada vez son más críticos y cuando compran un libro, es porque apuestan por una buena lectura. 


Todas tus novelas han sido un éxito ¿Qué expectativas tienes frente a la novela que hoy presentamos? Ciega obsesión cierra el círculo que comenzó con la historia de Lena y Sean, Oscura fascinación. Con esta novela espero dar a los lectores todas las respuestas que están esperando desde esa primera historia, y también aclarar las dudas o intrigas que tengan sobre los personajes que nos han ido acompañando a lo largo de estos tres años que he tardado en concluir la saga de los Barrymore. 


Eres una autora que tiene éxito entre la crítica, entre los lectores y que ha sido reconocida con el VIII Premio Terciopelo en 2014 ¿Cómo te sientes frente a una opinión casi unánime sobre tu escritura? Siento que mi trabajo es reconocido y eso es lo mejor que le puede ocurrir a un escritor, porque cuando escribes, plasmas la historia que surge en tu cabeza, pero además, el objetivo principal es que esa novela llegue al corazón de los lectores y se empapen de todo lo que has querido transmitirles. Una vez conseguido, te llenas de energía y comienzas a escribir otra historia, disfrutando e imaginando qué sentirán los lectores cuando llegue a sus manos. 


¿Por qué el seudónimo de Dana Jordan? Simplemente surgió por parte de editorial el seudónimo anglosajón para publicar esta serie que transcurre en EEUU y que es toda de suspense romántico, aunque he seguido publicando también como Ana R. Vivo y actualmente alterno con otras editoriales los dos nombres.


Ahora que ya hemos presentado un poco más a la que consideramos nuestra amiga vamos a hablar de Ciega Obsesión y quizás un poquito de sus entregas anteriores.


¿Qué personaje se parece más a ti? Creo que el personaje de Alexander, porque es muy optimista y bromista.


¿Cuál es tu personaje preferido de las tres entregas? ¿Por qué? Sergey Saenko, porque desde un principio era el personaje principal de la primera novela pero, su vida era tan complicada y tenía tantas cosas que contar de él, que decidí dejarlo para el final, por lo que fui mostrando pinceladas, escenas que nos fueran mostrando un poco su personalidad.


¿Cuál es el personaje que te ha costado más construir, ya sea debido a que no te cae bien o a su complejidad? El de la señora Barrymore, sin duda. Resulta agotador tener que estar siempre ideando la forma educada, y a veces no tanto, en la que se puede insultar a alguien sin despeinarse si quiera. Es un personaje que se hace odiar, que cae mal. 


Un personaje al que me han entrado ganas de zarandear es la señora Barrymore, has conseguido hacerla tan real que asusta. ¿Te has inspirado en alguien en concreto? Hemos coincidido, me alegro.  No me he inspirado en nadie en concreto, pero sí en mucha gente, te mentiría si dijera otra cosa. En muchas personas que por su edad o por su posición se creen mejor que nadie y que sus decisiones son las correctas.


En tus novelas se mezcla el thriller y el amor, la honestidad, la familia, la verdad… entre otros valores que actualmente parecen estar desapareciendo ¿Sientes que estas aportando un granito de arena a cada alma de lector? Me gusta que las novelas resulten creíbles, y la vida misma sin esos valores, la familia, la verdad, el amor, la intriga e incluso el miedo, no sería la vida que conocemos, de modo que solo trato de aportar realismo a unas historias que nos transportan en su lectura pero que podrían estar ocurriéndonos a cualquiera de nosotros.


¿Cuál sería la banda sonora de Ciega Obsesión? La canción High for this de Weekend. Normalmente, suelo buscar una canción que me acompaña durante todo el proceso de creación de la novela y es la que suelo dejar como banda sonora del booktrailer que hago al final.



Si tuvieras la oportunidad de cambiar algo o añadirlo en la novela ¿Lo harías? ¿Qué seria? No cambiaría nada. Me gusta tal y como está.


La trama del thriller es una sucesión de pequeñas pistas, detalles que se esconden entre sus páginas y que sorprenden al lector al final. ¿Cómo ha sido el desarrollo de la trama? ¿En estos casos empiezas sabiendo el final o el desarrollo te conduce al desenlace? El desarrollo surge a medida que voy escribiendo la historia. Suelo formar una trama en mi cabeza, por supuesto, pero luego tengo que ir cambiándola porque las cosas van desarrollándose y de repente el argumento da un giro inesperado y me rompe la trama inicial. Es imposible decidir un desenlace porque sabes que al final será otro muy diferente, son los personajes los que van dirigiendo la novela.


¿Podemos esperar reencontrarnos con los Barrymore próximamente? No lo creo. Ciega Obsesión cierra la serie y si aparecieran sería casualmente, sin peso en la trama, más como un cameo para recordarlos con cariño, es algo que solemos hacer a menudo cuando tienes cariño a unos personajes.


De entre todas tus novelas, que afortunadamente son muchas ¿Cuál sería la niña de tus ojos? ¿Por qué? Actualmente Ciega Obsesión, he estado deseando escribirla casi tres años, mientras terminaba las dos primeras de la serie.


¿Tienes ya algún proyecto nuevo entre manos o alguna idea en el cajón? Si, afortunadamente así es. Estoy terminando una novela que transcurre en Nueva Orleans, en el mundo del Jazz y el Bayou. Y ya está aporreando mi mente un nuevo thriller con mucha tensión y suspense.


¿Esperabas un éxito tan abrumador con “Oscura fascinación”, “Sublime tentación” y “Ciega obsesión”? Tenía muchas expectativas puestas en esta serie. Al escribir sobre tres hermanos, tienes la oportunidad de conocerlos desde distintos puntos de vista, como protagonistas y como secundarios, porque durante mucho tiempo convives con ellos, de modo que al ver que sus novelas han sido tan bien acogidas y que están recibiendo tan buenas críticas, es abrumador, como dices, y muy satisfactorio.


Para finalizar y no abusar de tu tiempo, te agradecería que respondieras la pregunta de la casa.

¿Qué pregunta nunca te han hecho y crees que es importante? ¿Nos la contestas?

¿Cuál es el tema sobre el que nunca escribirías o sobre el que te costaría mucho escribir? La enfermedad terminal, porque es demasiado duro escribir sobre ella.




Mil gracias por dedicarnos tu tiempo y por tus novelas, aquí tienes una fiel seguidora que poco a poco irá consiguiendo tu bibliografía.


Gracias a ti y a la posibilidad de estar un poco más cerca de los lectores de la Petita llibreria y mostrarles mi trabajo. Un beso enorme, Ana.