dijous, 3 de desembre de 2015

Arteterapia del color




“El mandala te abre las puertas hacia el interior de ti mismo y tu sabiduría interna, te proporciona un refugio donde sentirte a salvo de ese mundo exterior lleno de estrés y confusión y te aporta una sensación de paz.” CARL G. JUNG.

Os presentamos una serie de libros diferentes en que no hay letras sino relajación y creatividad a borbotones.

No hace mucho se comprobó científicamente la relación terapéutica que existía entre el arte del dibujo y la pintura y la relajación. MALINKA libros nos ofrece una colección titulada Arteterapia del color que es increíblemente hermosa y útil. ¡Realmente relaja!

Podréis encontrar entre sus títulos: “Mandalas para meditar”, “Mandalas para liberarte del estrés”, “Mandalas para relajarte”, “Mandalas para ser feliz” y una colección de “Flores y plantas” y como no podría ser menos también hay un título para los más pequeños “Arteterapia del color para niños”

Hay que reconocer que los mandalas fueron el inicio de esta nueva corriente anti estrés pero con estos volúmenes podemos crear auténticas bellezas y si además de pasar un buen rato relajados el resultado es impactante mucho mejor.

Gracias a los AA.VV. que trabajan mano a mano para ofrecernos esta obra de gran formato podemos desconectar del mundo y conectarnos con nuestro interior, fluir con los colores, la intensidad de estos y una posible reflexión final sobre cómo te ha quedado.

Desmitificad que colorear es de niños y haced este ritual, simplemente probadlo y ya os habréis enganchado e iréis llenando de color estas impresionantes ilustraciones.

No hay prisa, desconecta el móvil, sepárate del reloj, pon una música suave y una tacita de té o zumo cerca… verás como el tiempo vuela.

Tu mente se va quitando pensamientos negativos de encima y se focaliza en la creación, nos damos cuenta de que los problemas son menos, sosegamos nuestra respiración y nuestro ritmo cardiaco. Es una experiencia placentera al cien por cien.

Desde la elección de la gama de colores, si serán de madera o rotuladores, el momento de sacar punta a la elección de la lámina ya nos vamos sumergiendo en un mundo calmoso y pasivo que nos ayudará a bajar las revoluciones que el día a día en la ciudad nos provoca.
Inspiramos nuestra negatividad y exhalamos positividad al ritmo de nuestro trazo.

Os lo aseguro, lo he probado y estoy enganchada a mi ratito de tranquilidad… que nadie moleste, estoy en una tarea muy importante… estoy coloreando mi nueva vida tranquila y sosegada.

¡Sacad vuestra alma creativa y dejaros fluir!