dissabte, 5 de desembre de 2015

Maravilloso desastre



Debolsillo hace un gran acierto con la publicación de la novela Maravilloso desastre de Jamie McGuire. Se vende a los lectores como una novela para un público juvenil, pero creo que se quedan un poco cortos, es una obra que puede abarcar un abanico mucho más amplio de lectores.

La historia está muy bien construida y consigue mantener un ritmo de tensión, un tira y afloja entre el lector y sus personajes. Es dinámica y aunque nos plantea como eje central una historia de amor y desamor, de encuentros y encontronazos, de miedo y valentía, en realidad trata muchos más temas. 

Encontraremos relaciones familiares muy complicadas, amistades por encima de cualquier situación, el ambiente universitario americano marcado con las fraternidades y las fiestas fuera de límites, añadiendo luchas y apuestas en los sótanos de la facultad, de la misma manera que descubrirá el ambiente más oscuro y mafioso de Las Vegas. 

Realmente tiene un poco de todo y le falta un demasiado de nada.

Los personajes centrales son el Abby y su mejor amiga, América, y Travis y su primo Shepley, y el inseparable amigo de las chicas, Finch. La autora nos presenta a Abby como una chica buena, de aquellas que no han roto nunca un plato, pero recuerde que las apariencias engañan y es posible que no haya roto nunca un plato, sino toda una vajilla. 

Como Yang de este Ying tenemos a Travis, un chico tatuado que lucha por las noches para hacer dinero y que cada día tiene una chica diferente a la cama, pero ¿realmente no hay nada más que lo que muestra la superficie?

Intrigado por el rechazo de  Abby, Travis intenta colarse en su vida proponiendo una apuesta que trastocará sus mundos y lo cambiará todo. En cualquier caso, Travis no tiene la más mínima idea de que ha iniciado un tornado de emociones, obsesiones y juegos que los terminará perjudicando, aunque puede que también los una para siempre.

Una novela que tras un aspecto de ligereza y simplicidad esconde un torrencial de profundos sentimientos, de miedos juveniles, de deseos por el futuro y la necesidad de huir del pasado. Realmente Jamie McGuire sabe cómo ir mostrando poco a poco la verdadera cara de la moneda, poco a poco pero sin pausas. Una novela muy adictiva que no dejará a nadie indiferente. El resultado de todo ello es el hecho de que veinte países se preparan ya para publicarla y  Warner Bros ha adquirido los derechos para hacer la adaptación al cine.

El título resume muy bien la esencia de la historia y de la vida en general. Todo puede llegar a ser un "Maravilloso desastre", todos nos hemos planteado para el destino, la casualidad o vete a saber si la confluencia de los astros nos dictan nuestros pasos. 

¿Y si estas empezaran de la peor manera para desembocar en un final feliz? No todo puede ser malo, ni tampoco todo puede ser bueno, esta es la única manera de poder apreciar realmente los breves momentos de absoluta felicidad que podemos disfrutar.

Lo único que le hace perder algunos puntos es el previsible final, no hace falta ser Einstein para ver hacia dónde va a desembocar la historia, pero realmente lo importante no es llegar, sino el viaje que hay que hacer para llegar allí.

No os perdáis esta novela dedicada a corazones sensibles, corazones rotos y amigos de verdad.