dimecres, 23 de desembre de 2015

Jack



Hoy quiero presentaros una novela que acaba con los prototipos y que a su vez muestra una historia profunda arraigada en el dolor que tras mucho luchar sacará al exterior lo mejor de nuestros protagonistas.

Si os dijera mujer rellenita se enamora de bombero cañón todas pensaríamos en obvio, pero ¿y si fuera al revés? Bombero cañón se enamora de mujer gordita que pensaríais, pues dejad de pensad y leed Jack de Cristina Brocos, una novela que os seducirá pero que a su vez os pondrá los pelos como escarpias.

Nuestros protagonistas son Lis, una joven rellenita que tras una infancia en el infierno huye y crece, el día que libera sus demonios sufre un aparatoso accidente de coche y casi pierde la vida en él, si no hubiera sido por Jack, mejor dicho Juan, quien la oye cantar y no ceja hasta sacarla del amasijo de hierros en que se ha convertido su coche. 

Lis es la fuerza del coraje, la luchadora nata, una superviviente que no se deja avasallar y que dice lo que piensa. Una mujer maravillosa por fuera y por dentro aunque no todos lo vean así.

Juan, no sabe que le ha sucedido pero ha sentido un flechazo por Lis, una mujer que no encaja en sus cánones de belleza, es decir ni es una modelo ni tiene pájaros en la cabeza, y a medida que la va conociendo y descubre su corazón bondadoso cae en su propia trampa. Él no está preparado para enamorarse, pero cada vez que habla con ella se pierde en sus ojos color chocolate, posesivo y dominante tiene tanto miedo a perderla que es muy posible que la pierda.

Lis, no tiene un pelo de tonta y no se fía, la ex de él pondrá leña en el fuego y nuevos personajes entraran a formar de esta historia de dos.

Lo que más me ha seducido no es quienes son los personajes ahora, sino lo que ambos han sufrido en su infancia y como eso les ha marcado creándoles inseguridades y debilidades, ambos se necesitan y quizás juntos construyan un futuro.

Me gustaría destacar el trato de la autora sobre temas como el maltrato de género y los abusos a menores, sin generalizar por supuesto, un tema muy duro y escabroso que dará lugar a la creación de personajes secundarios muy sólidos e imprescindibles en la novela.

En esta novela que nos presenta Esencia pasaremos de las lágrimas a las sonrisas, a descubrir como nadie es perfecto y que a veces perdonar es mejor que mantener rencor. Advierto que parte de la novela es muy dura de digerir, no estamos frente a una novela ligera ni mucho menos, si solo nos centramos en la idea de cañón se enamora de chica rellenita es que nos habremos perdido por el camino.

Me gustaría remarcar solo un par de personajes, Carmen, la madre de Juan quien gracias a Lis saldrá de su propio infierno y resurgirá como la mujer fuerte que es y el tándem formado por Pedro y Sebastián, el musculo y la consciencia que centran a Juan en sus desvaríos.

Estamos frente a una historia de AMOR con mayúsculas, porque de lo contrario no sería amor.

Os dejo las primeras páginas de la novela para que caigáis en la tentación.