dimecres, 24 de febrer de 2016

Revival



Por Raúl Gotor

Plaza y Janés siempre nos depara grandes sorpresas. Éste sello editorial dentro en su sección internacional nos deleita con publicaciones de autores de gran renombre como John le Carré, Ken Follet, George R.R. Martin o Isabel Allende.

Esta vez le toca el turno al nuevo relato de Stephen King: Revival. Un libro que nos habla tal y como nos tiene acostumbrados su autor, de la fina y delgada línea que separa la vida de la muerte. 

La novela nos narra la historia de Jamie Morton, un niño de 6 años que se encuentra jugando en el jardín de su casa en 1962 cuando de repente conoce a Charles Jacobs, el nuevo pastor del pueblo, un hombre felizmente casado y con un hijo al cual una desgracia cambiará su vida al cien por cien tres años después.

Años después, Jamie se ha convertido en un desecho humano víctima de la vorágine musical y las drogas de los ochenta. En un encuentro fortuito, Jacobs, le ayudará a huir de todos sus problemas gracias a métodos no muy ortodoxos. 

El que fuera reverendo Jacobs se ha convertido en un feriante cuya vida se encuentra marcada por los fanatismos religiosos y eléctricos. Una vida compleja y compartida por dos personas que irán desencontrándose hasta un delirante clímax.

La novela personalmente me ha parecido bastante aceptable. Es cierto que Stephen King vuelve al género de terror entendido como aquello verdaderamente espantoso. Últimamente estábamos desacostumbrados a su verdadero leitmotiv: el horror en su estado más puro. Demasiadas últimas obras de género policíaco y suspense indefinido habían marcado un cambio en su trayectoria. 

En esta nueva novela se nos presentan elementos comunes que pueden desentrañar verdadero pavor para muchas personas como el fanatismo religioso, la propia electricidad o el miedo a la soledad junto a otros elementos que desde antaño han sido comprendidos por la sociedad como temibles en sí mismos: la muerte, los monstruos, el infierno y la locura en sí.

El hilo argumental es aquel al que nos tiene acostumbrados Stephen King. Personajes atormentados por un hecho puntual vivido a lo largo de su vida que mantienen relaciones dependientes, obscenas y delirantes a causa de un hecho que marca sus vidas.

Un final atroz en su forma y desalentador en su contenido que nos puede llegar a hacer pensar en dónde se encuentra el paso que va más allá de la cordura y acaba en locura. 

Dedicado a todos aquellos fans de Stephen King que echen de menos su verdadera prosa. 

Si sois fáciles de impactar, éste relato está lleno de elementos horribles y sobrenaturales para haceros temblar bajo la manta de una fría noche de invierno.