dimarts, 15 de març de 2016

Música acuática



Por Ángela Sánchez Vicente


Hoy os presentamos Música acuática, una de las mejores obras y fábulas literarias de T. C. Boyle, el aclamadísimo autor estadounidense que cosecha buenas críticas allá por donde va a la vez que ve como se multiplica su legión de lectores incondicionales.

Es una novela muy simbólica en que los contrapuntos y los extremos se tocan en un continuo ir y venir que nunca es azaroso aunque a veces si anacrónico. 

Se nota que el autor lo pasó de lo lindo explayándose en estas dos historias paralelas en dos sitios, dos hemisferios y me atrevería a decir dos mundos opuestos. 

Realidad y ficción se entrelazan para dejar al aire el mundo, la sociedad, el ser humano, las pasiones, la naturaleza y un sinfín de ítems que nos invitan a reflexionar. 

La luz de la Inglaterra victoriana no se apaga por la oscuridad misteriosa de la selva húmeda y africana.

La trama protagonizada por Mungo Park se centra en un viaje desde escocia hacia África y la de Ned Rise en las calles humeantes de Londres en las que intenta estafar además de robar cadáveres.

A primera vista puede parecer una novela hilarante e incluso algo bizarra pero en realidad es una delicia de casi setecientas páginas que sólo sabe dejar un vacío en cuanto la acabamos de leer.

Es un gozo ver como los anacronismos y las licencias propias del autor juegan un papel muy importante en el ritmo narrativo y nos engancha a seguir conociendo a estos dos personajes tan singulares.

Todo en esta obra es especial: los protagonistas, los escenarios, las tramas individuales y la manera que tiene de saltar de una a la otra.

De nuevo es de agradecer que la editorial Impedimenta apueste por acercarnos grandes obras extranjeras que aunque no sean best-sellers tienen mucho que decir y muchas consciencias que sacudir.

Me atrevería a compararlo con las grandes fábulas de todos los tiempos e incluso en algún punto con “El principito” por la manera que tenemos de leerlo y de interpretarlo cada uno dependiendo de las propias experiencias.

No os olvidéis si os ha gustado esta obra de este talento que Impedimenta también ha publicado su novela “El pequeño salvaje”, un libro al que no veo hora para poder meterle la nariz.

Quizás es un poco extenso y se puede hacer largo en el tiempo para leer pero os aseguro que os moverá todas vuestras estructuras y os cambiará.

Este libro es oro.