dijous, 28 d’abril de 2016

Páginas de viaje



Nunca un título de novela fue tan acertado como este, Páginas de viaje es la última novela de Paullina Simons, autora de “El jinete de bronce”, “Tatiana y Alexander” y “El jardín de verano”, un éxito asegurado entre un público juvenil y no tan juvenil de la mano de Harper Collins Ibérica.

Cierto es que en la mayoría de los viajes no importa tanto el destino como el viaje en sí y en esta novela no es tan importante su final como el desarrollo página a página de esta aventura de cuatro amigos por Europa.

Chloe y su amiga Hanna han soñado siempre ir a Barcelona, así que antes de empezar la universidad deciden hacer el viaje, a ellas se les unirán Blake, novio de Hanna, y Mason, sus mejores amigos y hermanos entre sí.

Tras mucho discutir con sus padres, la abuela de Chloe convence a estos para aprobar el viaje pero con la condición que viajen a Riga, donde está aún tiene familia. Así empieza una gran aventura para nuestros cuatro amigos por tierras postcomunistas.

No todo será como esperan, muchos secretos esconden sus corazones y a medida que sus pies caminan hacia su destino, sus corazones irán descubriendo y aprendiendo sobre sí mismos y sobre aquellos que les acompañan.

Blake y Mason utilizan el viaje para tener experiencias que plasmar en un relato para ganar un premio económico, aunque su maleta azul se irá vaciando y llenando a la vez de experiencias, sueños perdidos y sueños por conseguir.

En su viaje se cruzaran muchos personajes, de los que hay que destacar a Jonny Rainbow, un joven que les meterá en más de un problema y que robará el corazón de Chloe. Un personaje discordante que les llevará a los lugares más oscuros del alma y que minará la relación de los cuatro amigos.

Lo único que descubriréis de ellos es que los jóvenes que se marcharon a la aventura no regresaran igual, ya no serán los mismos.

La novela se divide en tres partes, la primera y la última son narradas en primera persona por Chloe, nuestra protagonista, es su principio y final a un viaje personal que terminará tiempo después de regresar. La segunda parte está dividida en la voz de los cuatro chicos y como cada uno de ellos siente y vive la experiencia de la vida.

Una novela dirigida a un público de edad parecida a la de los protagonistas, unos jóvenes con problemas de relación, de amor y de amistad, hecho que facilita la empatía con ellos.

Una novela con una prosa sencilla, con un tempo pausado y que atrapa al lector como el sonido del tren que invita a no parar estación tras estación hasta llegar al destino final.

Un final con un giro inesperado, emotivo y que dejará al lector con una sensación agradable de haber disfrutado una buena historia.

Recordad: La vida es maravillosa.