dimecres, 1 de juny de 2016

La muerte de Dexter



Llegamos al final de una vida, así es como se nos presenta La muerte de Dexter, personaje carismático entre los asesinos en serie que asesinaba a otros asesinos en su tiempo libre.

De día trabajaba analizando salpicaduras de sangre, de noche intentaba callar su yo más oscuro a quien se refería como “El oscuro pasajero” y entre una cosa y la otra lidiaba con su papel de hermano, padre y marido. Vamos, que tenía una vida muy ajetreada hasta ahora.

En esta novela que culmina la saga de novelas y que ya advierto que dista del final que se le dio a la serie de televisión, Jeff Lindsey nos muestra un Dexter derrotado, un hombre que lo ha perdido todo y que se aferrará con esperanza a la llegada de su hermano Brian, de quien poco sabíamos hasta ahora y que nos mostrará un ser cruel, oscuro, destructivo y que deja la imagen que teníamos de Dexter como gran mente criminal a la altura de un psicópata en pañales.

Umbriel nos presenta la octava entrega de esta saga que con una narrativa dinámica y un tempo que se va adaptando a los propios personajes que no dejará a nadie indiferente.

La trama empieza desde una solitaria celda de prisión, donde el tiempo parece correr en contra de Dexter y sus pensamientos y cavilaciones hacen mella en el lector, gracias a un lenguaje muy cuidado, a unas descripciones precisas y a una trama que se complica por momentos, el autor podrá en jaque a su propia creación, un personaje que se ha convertido en el eje de un thriller apasionante donde matar calma la sed de sangre.

Si os contará más sobre la trama sería un delito, tras "El oscuro pasajero", “Querido Dexter”,Dexter en la oscuridad”, “Dexter por decisión propia”, “Dexter el asesino exquisito”, “Dexter por dos” y “Dexter, cámara, ¡acción!” nos despedimos de Dexter Morgan hasta más ver o quizás no sea una despedida... quién sabe cómo terminaran las cosas, quizás no todo sea rojo o negro.

Lo único que sí puedo garantizar es que Dexter se ha hecho su propio espacio entre los psicópatas más odiados y queridos por los lectores de medio mundo.

No dejéis escapar la oportunidad de una despedida a lo Dexter, este es vuestro momento de decidir. Solo una advertencia, esta novela es altamente adictiva, no podréis parar de leer.