dilluns, 20 de juny de 2016

El libro de los Baltimore



Tras haber caída rendida bajo el influjo de la pluma de Joël Dicker con “La verdad sobre el caso Harry Quebert” hoy me reencuentro con Marcus Goldman, quien nos relató su experiencia con aquel caso, pero esta vez no nos encontramos frente a un nuevo thriller a desentrañar, hoy descubriremos una intriga muy diferente, una historia marcada por la vida misma de una familia, su familia.

El libro de los Baltimore nos narra en voz de Marcus una historia que termino en Drama, juega con las idas y venidas del pasado al presente para mostrarnos como su familia formada por los adinerados Goldman de Baltimore y los no tan afortunados Goldman de Montclair es marcada por la envidia y la amistad a la par, un drama familiar con lo bueno y lo malo.

Acompañaremos a Marcus en sus recuerdos de infancia y de su adolescencia, los inicios de su madurez donde no sabe realmente si la ha alcanzado. Con él sabremos más de su familia, de cómo sus tíos y primos Hillel y Woody, estos junto a Marcus eran conocidos como “Banda de los Goldman”, cada uno de ellos era diferente pero se complementaban a la perfección hasta el momento en que a finales de sus estudios universitarios sucedió el Drama, con mayúsculas.

Uno de los aspectos que más me han gustado del autor es su capacidad de construir una obra con un personaje ya conocido pero en ningún momento se recrea en su historia anterior, casi podríamos decir que son novelas completamente independientes entre sí.

El fuerte de esta novela son los personajes, sus solidas construcciones, los sentimientos que emanan y como estos traspasan las páginas hasta llegar al alma del lector.

Joël Dicker es el dueño de una pluma sagaz, capaz de describir de manera fotográfica a estocada de tinta aquello que desea que vea, sienta o explore el lector. Un escritor que poco le queda por demostrar como maestro de las letras pero no por ello ceja en el empeño de dar lo mejor de sí mismo.

Con un control absoluto del tempo de la narración y una construcción detallada nos enfrentamos a una lectura apasionante donde la amistad logrará el perdón y el amor no será fácil de extinguir. Y aunque derramareis alguna lágrima os prometo que su lectura vale la pena.

Ya no existen los Goldman de Baltimore y los de Montclair, juntos son los Goldman, una sola rama de un castigado árbol.

Aquí os dejo sus primeras páginas que generosamente nos ha cedido Alfaguara. No perdáis el tiempo, una saga familiar os espera para presentarse y una promesa será cumplida.

O como reza el propio libro: “Si encontráis este libro, por favor, leedlo. Querría que alguien supiera la historia de los Goldman-de-Baltimore.