dimecres, 6 de juliol de 2016

La llave del destino



El deseo más anhelado del ser humano, un secreto fielmente custodiado, podría hacerse realidad: ¿milagro o maldición? Todo acto tiene sus consecuencias, ¿qué estaríais dispuestos a perder para descubrir uno de los secretos mejor guardados de la historia?

 

Todo un maestro de la intriga, Glenn Cooper nos hace viajar desde la prehistoria hasta nuestros días, haciendo una parada en el siglo XIV. Como en sus anteriores novelas todo gira frente al destino de la humanidad, el poder del conocimiento y la bondad del alma. ¿Nunca habéis sentido el deseo de disfrutar de la eterna juventud?

 

No debemos juzgar una novela por su cubierta, pero esta vez os aseguro que el exterior es tan atractivo como el interior. Una novela que engancha desde la primera página hasta la última. Una historia con trasfondo histórico y filosófico. Con Glenn Cooper una novela nunca te deja indiferente, es como un pequeño regalo que llena el tiempo de sutileza, de luz y de reflexión.

 

El contexto de la novela enfrenta a los personajes con una verdad oculta: Ruac, Francia, 1307.

 

“Yo, Bartolomé, fraile de la abadía de Ruac, tengo 220 años y esta es mi historia”.
Así comienza un antiguo manuscrito encontrado en las paredes de la devastada abadía de Ruac. Hugo Pineau, experto en restauración de textos, queda fascinado por este inicio y emprende la tarea de descifrar el misterioso escrito y el mapa que lo acompaña. En sus páginas se habla de una cueva prehistórica, bellamente pintada, cercana a la abadía... y de una fórmula que bien podría ser calificada de milagrosa. 

 

Pero a veces un milagro puede convertirse en una maldición.

 

Intrigado por sus descubrimientos, Hugo pide la ayuda de su amigo, el prestigioso arqueólogo Luc Simard, y ambos logran encontrar el impresionante laberinto de cuevas, un hallazgo de incalculable valor arqueológico. 

 

Sin embargo, cuando se disponen a explorar a fondo con un equipo de expertos, comprenden que el secreto que contienen estas húmedas y oscuras paredes es demasiado valioso, demasiado anhelado. Y que hay gente dispuesta a cualquier cosa para evitar que salga a la luz.

 

Tengo que reconocer que después de haber leído "La biblioteca de los muertos" y "El libro de las almas", esta me ha sabido a poco, es atrevida, intrigante y atractiva pero la historia está muy compactada, lo que no le hace perder valor por la brillante prosa del autor. Si no las habéis leído, podéis empezar por esta y comprobaréis por vosotros mismos que es un autor digno de ser invitado a formar parte de toda biblioteca.

 

No os dejéis engañar, el contexto es histórico, pero la relación entre los personajes es muy humana, muy actual, encontrareis conspiraciones del gobierno, amistad, dolor, sufrimiento, amor y un breve reflejo de la dualidad entre la oportunidad y el destino. 

 

Es una brillante composición donde todos los ingredientes se conjuran para hacer nuestra pregunta al mundo: ¿Y sí...? pero también nos muestra las posibles consecuencias.

 

La principal consecuencia de La llave del destino es la adicción que crea el lector. Una novela que nos presenta Debolsillo para estas vacaciones veraniegas.


 

Rompiendo las reglas



María Martínez nos vuelve a sorprender con su última novela, autora de la trilogía “Almas oscuras”, “El encanto del cuervo”, “Cruzando los límites” y “Una canción para Novalie”, estos dos últimos títulos junto al que os presentamos hoy los encontrareis en Titania.

Desde que ingreso en el club de escritoras new-adult romántico no ha dejado de sorprendernos, su pluma sencilla y discreta vuela sobre las hojas de papel creando grandes historias donde sus lectores se pueden ver reflejados en los protagonistas, en algunas de sus situaciones o simplemente aprender de los errores de otros para evitar comentar los suyos propios.

Rompiendo las reglas es una novela de amor y desamor, de corazones rotos que se consuelan mutuamente mintiéndose mientras empiezan a andar hacia un futuro que podría ser prometedor, aunque como en la vida misma, no hay nada fácil y antes de poder dar un paso al frente hay que dar uno al lado y observar con atención el pasado para poder sanar y continuar.

Así son nuestros protagonistas, Cassie es una joven quien años atrás un joven le partió el corazón, desde ese momento se esconde tras una fachada de niña buena y sensata para huir del amor.

Tyler es todo lo opuesto a Cassie, o eso es lo que nos quiere hacer entender, hace dos años ya estuvieron juntos, pero cuando la cosa se puso seria él huyó, su pasado y el peso de su tormento no le dejaron descubrir que juntos eran más fuertes.

Dos años después se reencuentran y la tensión sexual entre ellos no ha disminuido ni un ápice, ambos son como un imán opuesto para el otro, como más intentan separarse más se acercan. Ninguno de los dos tiene una vida fácil pero se darán una oportunidad de abrirse al otro, de mostrar sus cicatrices e intentar sanar.

Todo parece bien hasta que el joven que le rompió el corazón a Cassie regresa a casa y el mundo temblará a sus pies.

Una narración con un tempo dinámico, con los sentimientos fluyendo página tras página de manera que seducen al lector y le atrapan en un nuevo grupo de amigos, capaz de dar tridimensionalidad a dos adolescentes que se deberán enfrentar a sus miedos y a aquellos que les rodean si quieren madurar y ser algo más que un remedio para el calentón.

No esperéis más, os enamorareis sin remedio de Cassie y Tyler.

“El amor te destruye, te rompe en mil pedazos que nadie puede recomponer… Nadie salvo tú.”