divendres, 5 d’agost de 2016

Deseo Concedido



¿Estáis buscando una saga que os robe el corazón? Deseo concedido, este es el título de la primera entrega de “Las Guerreras Maxwell”, una novela que lo tiene todo, la fuerza, el coraje y el corazón de una heroína, la fuerza, la voluntad y la protección de un gruñón highlander y el resarcimiento de un corazón roto por las mentiras con un amor puro e incondicional.

Megan Maxwell con su prosa rítmica y fluida, con una documentación sobre la época impresionante y con unos personajes que os acompañaran en vuestros sueños y os robaran el sueño para poder leer un capítulo más, nos invita a viajar por la Escocia del siglo XIII, donde las familias formaban clanes y la sangre inglesa era como la peste para los escoceses.

En esta primera entrega conoceremos a Megan, Shelma y Zac, tres hermanos con sangre inglesa y escocesa, unos parias en ambos territorios menos por aquellos que los quieren con el corazón. Ahora estos viven en Escocia con su abuelo tras huir de sus tíos ingleses a la muerte de sus padres.

Unas jóvenes fuertes, que han aprendido a defenderse en el arte de la espada y el arco, listas e intuitivas y un niño que las mete en todos los líos habidos y por haber.

Tras una desgracia y una promesa Megan se casará con Duncan McRae y Shelma con Lolach, dos Lairs que caerán embelesados por sus esposas y aunque en esta novela veremos los caminos de las dos jóvenes nuestra protagonista sin lugar a dudas es Megan.

Un matrimonio entre dos desconocidos que se deberán medir en fuerza de voluntad y cabezonería, con duelos dialecticos más brillantes que una lucha en la liza y con enemigos escondidos entre las sombras que crearan un abismo entre ellos causando más problemas y quebraderos de cabeza que una guerra entre clanes.

Esta primera entrega nos presenta también los personajes que serán protagonistas en sus siguientes entregas, personajes que irán evolucionando poco a poco hasta florecer en su máximo esplendor.

No os voy a dar más información sobre la trama, solo os diré que es deliciosa, capaz de arrancar más de una sonrisa y también de compungir al corazón más frio, muestra la importancia de ser fiel a uno mismo, de defender aquellos valores que hacen crecer a las personas y la importancia de la familia y de proteger a los más débiles.

Esencia nos presenta una tentación adictiva que llamará a sus lectoras a transformarse en Guerreras Maxwell por voluntad propia.

Aquí os dejo sus primeras páginas para que juzguéis por vosotras mismas, solo quiero añadir una pequeña advertencia, antes de terminar esta novela tened ya la siguiente preparada.