divendres, 9 de setembre de 2016

El libro prohibido



Tras la primera aventura de “Los misterios de Setna”, “La tumba maldita” donde conocíamos a Setna en una aventura épica, repleta de misterio y enigmas de ingenio, hoy el grandioso Christian Jacq nos ofrece la segunda de sus entregas El libro prohibido.

Personalmente recomiendo haber leído la anterior para hacer de esta una lectura más rica, pero reconozco que la pluma magistral de éste Doctor en Arqueología, hace de esta lectura una aventura única y con detalles suficientes para que el lector no se sienta perdido a medida que la trama avanza. Del mismo modo que tan pronto como la leáis os advierto que buscareis la anterior.

Setna, es el hijo escriba del faraón Ramsés II y a quien conoceremos de la mano amiga de Planeta Internacional.

Entre sus páginas viajaremos al Antigua Egipto, donde las pirámides coronaban el perfil del desierto, donde los Dioses dictaban a los faraones y eran los guardianes del más allá.

Con capítulos cortos nos iremos adentrando en la búsqueda del Libro de Thot, Dios de la sabiduría y que en su interior esconde la clave para encontrar el jarrón sellado de Osiris, uno de los grandes tesoros de la época y guardián del secreto de la vida y la muerte.

Cada capítulo es cerrado con un broche de oro, una ilustración en blanco y negro como referencia y con una breve descripción mostrando su origen de procedencia, ya sea “El libro de los Muertos” o el pulso de Champollion.

Una trama dinámica, con un ritmo que engancha al lector desde el principio, que nos invita a sentir el viento árido en la cara y la arena caliente en los pies, un thriller apasionante donde se mezclan la magia negra capaz de desencadenar fuerzas destructivas, complots, traiciones donde nada es lo que parece y donde nuestros protagonistas de la entrega anterior se verán cada uno acometiendo una empresa diferente aunque sus caminos se irán entretejiendo.

Con un final abierto a una próxima entrega, la novela nos deja con más de un interrogante sobre el futuro del joven erudito Setna y de la joven Sejet, dueña de sus desvelos.

Una novela que muestra la erudición de su autor en la recreación de los personajes, las referencias mitológicas de los Dioses, las detalladas descripciones de los lugares y el ansia de nuevos descubrimientos y secretos enterrados durante miles de años entre las arenas del tiempo.

Un nuevo héroe en la novela histórica se abre paso a zancadas y dispuesto a quedarse en los primeros puestos.

Setna ha llegado para conjurar la mente y el corazón, la inteligencia y el sentimiento, pero sobre todo para mostrarnos los misterios del Antiguo Egipto.