dimecres, 28 de setembre de 2016

Lo que el alcohol ha unido que no lo separe la resaca



García de Saura es todo un descubrimiento para mí, una autora que ha conseguido con su segunda novela Lo que el alcohol ha unido que no lo separe la resaca, tocar la fibra sensible, acalorar las mejillas y arrancar grandes sonrisas. Una novela que tiene un poco de todo y un mucho de nada.

Os invito a que conozcáis a Lucía, una joven que tras descubrir los cuernos de su prometido con su primo, muestra su fortaleza plantándose en el altar e invitando a los asistentes a descubrir la verdad. Ella, junto a sus inseparables amigas, Paloma, la casada aburrida, Eva la soltera picara y Marta la feliz casada, son las mosqueteras de una aventura que comenzará la noche de no bodas.

Tras unas copas de más, serán retenidas por la guardia civil, y que guardia civil!!! Unos hombres fortachones y guapos que cambiaran la vida del cuarteto aunque Lucía no está mucho por la labor.

Urbano, es el teniente que las ha retenido y considerado por todos el chico de oro caerá ante la tentación de Lucía, quien no le da tregua, le reta con la mirada, no baja del burro hasta que descubrirá la verdad que se esconde tras la palabra amor.

Uno de los puntos irónicos los da la hermanísima y súper perfecta Leire, ella y sus súper pijas amigas son el contraste a este cuarteto que no tiene filtro, que se ríe de su propia sombra y que por su amistad son capaces de arder Troya.

Una historia que enreda corazones, que muestra infidelidades, divorcios, embarazos, bodas e incluso una venganza tramada desde el odio más profundo que puede acabar con una muerte a manos de alguien conocido.

¿Qué haríais vosotras si vuestro prometido os pusiera los cuernos con un hombre y de la familia?

Una comedia en toda regla donde todo puede salir mal o peor, pero que esconde entre líneas temas familiares, de amistad y actuales de los que pocas veces se habla a no ser con un par de copas de más.

Quizás la combinación del limón ácido y amargo con un sheriff creído y organizado no parezca una buena mezcla, pero las chispas saltaran irremediablemente.

Una historia coral, donde las protagonistas entretejen sus historias con las de sus amigas, donde el fino sentido del humor está presente en cada una de ellas y el picante se sirve incluso a orillas del mar.

Esencia nos presenta una novela que se lee de un tirón, un argumento lineal donde lo interesante es lo que vendrá después y como entre la trama se van intercalando pequeñas píldoras de gamberradas que quizás no lo son tanto.

Os dejo sus primeras páginas y os invito encarecidamente a que vistáis vuestras mejores galas para asistir a la no boda de Lucía. Una historia con banda sonora propia.