dimecres, 28 de desembre de 2016

Este libro cree que eres científico



Por Ángela Sánchez Vicente


¡Hoy os presentamos un libro con el que nos lo hemos pasado increíblemente bien!

En Este libro cree que eres científico que responde a la máxima Imagina, cree y experimenta encontraréis una apuesta segura para regalar a los peques de la casa.

Tratado con una base muy didáctica, este libro o cuadernito de actividades les entrega las herramientas para que se introduzcan en el mundo de las ciencias de la manera más sencilla, amena y directa.

Los niños de hoy en día se aburren al ver grandes libros con mucha letra para aprender y repetir como loritos… hace ya tiempo que la educación ha cambiado y hay que presentarla de una manera más adecuada y direccionada hacia ellos de una manera en que les pueda gustar y sobretodo despertar el interés sobre esa materia.

Es ideal para los peques que se dedican a observar su alrededor con ojos curiosos pues este libro les plantea que si mira de manera intensa su alrededor, prestan atención a lo que pasa en su entorno y se hacen preguntas pueden llegar a ser científicos.

Con ejercicios muy fáciles que desmitifican el rol de un libro que no se puede garabatear ni romper ni casi tocar aprenderá a aprender.

Para aprender a mirar, por ejemplo, nos plantean la creación de una ficha detalladísima de un objeto que nos guste o inquiete de casa: sea una cuchara, un zapato, un rotulador… lo que sea que se elija se debe dibujar con detalle, observarlo, ver a que huele, anotar cosas que sabemos del objeto, que creemos que será de este en diez años, cuánto pesa, si se puede congelar, si bota, si se rompe y un largo etcétera. 

Este es un ejercicio en concreto sobre un objeto observado que luego puede servir con todos los ítems que quieran. Es un libro muy abierto y además de las múltiples posibilidades que plantea aún se pueden ir ampliando más y más dependiendo de la curiosidad del niño o niña que lo utiliza.

Para aprender de fuerza y movimiento y matemáticas también hay propuestas interesantísimas de las cuales destacamos los dibujos que se plantean como patrones fractales infinitos. ¡Crearán auténticas maravillas con imaginación, paciencia y aprendiendo casi sin querer!

Al trabajar la materia, el espacio y la luz aumentan los experimentos y las correspondientes explicaciones y nuestro ejercicio a destacar corresponde al típico “momento entre espejos” en que nos preguntamos cuantos “yos” hay.

¿Y si para aprender del sonido construimos flautas con pajitas? Veréis lo divertido que es. ¿Y si hacemos sonidos con el libro?

Miles de propuestas con ilustraciones de Harriet Russell que harán las delicias de los peques de la casa y nos divertirá a nosotros al verles disfrutar.

Experimentos como ver que liquido se mueve más rápido por las páginas o a que distancia máxima podemos tirar este libro nos mostrara la grandeza del poder de la curiosidad.

¿Queréis tener en casa a un mini Einstein? Venga va, no nos podemos perder la oportunidad dorada que nos ofrece Librooks.

Es de lo mejor que hay para entretener a los infantes y que a la vez aprendan.