dissabte, 29 d’abril de 2017

El jilguero



Por Raúl Gotor




"Donna Tartt ha puesto al día las reglas de los grandes maestros del siglo XIX, siguiendo a Dickens pero también a los personajes de Breaking Bad, para escribir El jilguero, probablemente el primer clásico del siglo XXI"


De la mano de Debolsillo nos llega El Jilguero una historia narrada en primera persona por su protagonista Theo, que presencia un episodio terrible a sus 10 años: la muerte de su madre, de la cual se hace directamente responsable, en un atentado al Metropolitan Museum de Nueva York.

Donna Tartt es la cabeza pensante de esta historia, la cual nos viene contada por el protagonista (corpóreo) veinte años después de que sucedan los hechos. Sólo sabemos de él que en la actualidad se encuentra encerrado desde hace más de una semana en un hotel de Ámsterdam drogado y borracho ¿Cómo ha llegado hasta allí?

En esta historia atendemos las idas y venidas del joven Theo Decker que ve como su mundo se tambalea para apenas tocar con las yemas de los dedos una estabilidad normalizada. Cambio de familias, de paisajes, de personajes (como su “alter ego pelirrojo” Pippa, o Boris, un joven arrebatadoramente carismático a la par que peligrosamente adictivo y para mí una de las grandes bazas de la historia) harán que su vida tome derroteros de los cuales estaremos o no de acuerdo.

Narrada con maestría y con una profundidad enorme de los personajes, no salva el hecho que se quede corta en otros aspectos y en según qué partes llegue a hacerse un tanto monótona.

No obstante, recomendaría la obra de El Jilguero para una temporada tranquila, preferiblemente invernal, donde podamos llegar a saborear toda la filosofía y matices que subyacen de cada uno de los personajes en, dicen, “la primera gran novela del Siglo XXI”.

Tratando temas imperecederos como la levedad del ser, la fragilidad del alma, lo complicado de las relaciones personales o la transmutación de los sentimientos hacia las cosas, crean un tratado más profundo que novedoso y actual donde el principal protagonista no es simplemente un joven perdido en el mundo.

Cuatro años ha tardado Donna Tartt en realizar su obra, la cual aconsejo, si el lector debe desplazarse en algún momento de la lectura, la adquiera en formato digital debido a su gran tamaño (1.152 páginas y tapa blanda). Durante este tiempo se ha madurado un producto con muchas críticas, muchas de ellas estupendas.

Sinceramente, creo que la historia que se nos narra podría haber tirado mucho más al thriller y el suspense y no dejar al verdadero protagonista (el cuadro El Jilguero de Carel Fabritius datado en 1654) en un simple segundo plano del cual no podrá resarcirse en toda la obra.
Aun así, magistral por su laberinto de deducciones sobre la vida, el arte y el papel que desempeña éste en cada una de nuestras vidas.


divendres, 28 d’abril de 2017

Las ranas también se enamoran



Esencia sigue con su apuesta por recuperar los primeros títulos de la jefa de las Guerreras, alias Megan Maxwell y hoy nos va a dejar soñando despiertas con Las ranas también se enamoran.

Si os gustó “Casi una novela”, “Fue un beso tonto”, "¿Y a ti qué te importa?" o “¡Ni lo sueñes!” no podéis dejar escapar la oportunidad de leer esta maravillosa historia de lucha de egos, de pasión desbordante y de chispas incendiarias.

Marta es una madre joven con una hija adolescente, su vida ha sido dura a más no poder pero es una luchadora que se ha puesto el mundo por montera y junto a Lola Herrera, su jefa en la industria de la moda y lo más parecido que tiene a una madre, vive de su costura con sus grandes amigos Patricia y Adrián.

Marta esta desengañada de los hombres, no los cree del mismo modo en que no cree en el amor, pero el destino le tiene reservada una sorpresa, un hombre que es su polo opuesto en todo, Philip es rico, culto, soso y rubio, no se acerca a su prototipo para nada pero hay algo en él que la enciende.

Juntos jugaran al gato y al ratón, pactaran ser amigos con derecho a roce pero en el fondo ninguno quiere eso, ambos han caído en la red del amor pero no están dispuestos a ser el primero a aceptarlo, así que empezaran a provocarse, a chincharse a despertar los celos del otro y si a todo ello le sumamos una hija adolescente que quiere separarlos el drama está servido.

Esta comedia ácida, irónica y divertida tiene su lado sensible y emocional, la importancia de la familia aunque esta no sea de sangre, los sacrificios de una madre por su hija, la difícil adolescencia y las inseguridades de todos se verán reflejadas en el espejo de muchos.

Dicen que las ranas aunque las beses se quedan ranas, pero si la rana es inglesa, obcecada y capaz de conseguir lo que quiere, quizás y solo quizás pueda transformarse en príncipe o a su princesa en ranita.

Me he reído y llorado, la pluma de Megan Maxwell es ligera pero capaz de agujerear cualquier corazón con armadura y mostrarle una luz de ilusión y esperanza, por mucho que lo intento procuro dosificarlas, me marco un número de páginas y así que dure un poco pero es imposible, es entrar en la historia y devorar sus páginas, te llama, te seduce como un canto de sirenas y no puedes dejar de leer hasta llegar al final.

Una novela muy humana, profunda que aborda temas tanto de la adolescencia, de la juventud y de la madurez, con ricos matices en su prosa y lenguaje mostrando los contrapuntos de sus personajes tanto principales como secundarios, aunque en este caso yo hablaría más de una novela coral.

En pocas palabras porque si me dejan os la explico entera, una historia maravillosa que hay que vivirla y aquí os dejo sus primeras páginas para que os enamoréis.


dijous, 27 d’abril de 2017

Ciutat Fantasma



Llibres del Delicte no fa puntada sense fil, cada títol que afegeix a la seva col·lecció aporta quelcom especial i diferent dins d’un gènere negre on les clarianes, les penombres i els personatges aporten el seu propi caire de misteri únic i personal.

David Marín aposta fort per una novel·la curta, a Ciutat Fantasma acompanyarem en Salvador Garcia, un Mosso d' Esquadra que retorna  a la que va ser casa seva després de vuit anys  destinat a Lleida.

S’incorporarà a la feina i a la recerca d’un assassí, però el que més el marca és una recerca personal sobre si mateix i el seu lloc al món, de la mateixa manera que farà servir el seu ull crític per mostrar-nos els dubtes sobre la metodologia que alguns porten a terme per tenir ràpids resultats també ens mostrarà com la recerca d’un antic amic el portarà a qüestionar-se a si mateix.

Preguntes sobre qui és ara, cap a on va, quina és la seva raó per continuar es barrejant amb la sensació d’asfíxia, de que li manca aire per respirar i necessita aire, com si la seva pròpia pell li piques.

El protagonista convida al lector a que l’acompanyi en la seva recerca vital i en la del assassí, els dos esculls que el lliguen les ales i no el deixen volar.

El lector l’acompanyarà per aquest camí transcendent a la recerca del seu destí, de la veritat, de les llums i les ombres per trobar un nou camí al final del túnel i poder continuar.

M’impressiona com l’autor juga amb a fet i amagar entrellaçant el cas amb la recerca d’en X.B, l’amic de joventut d’en Salvador, un xoc de trens entre el passat i el present mostrant un final amb girs interesants.

Amb una ploma magistral, en David Marín sap com captivar el lector, amb una prosa fluida, amb descripcions acurades i personatges sòlids surt del negre més fosc per mostrar-nos diverses tonalitats de gris en una lectura que es fa molt curta i ens deixa amb ganes de més.

Qui hauria dit que una novel·la que comença amb “Aquest matí han matat un home d’un tret al clatell” despulli l’ànima del protagonista fins a fer-lo sagnar.

No sé si us estic convidant a descobrir el que s’amaga entre les ombres de la ciutat o entre les ombres de la humanitat.


dimecres, 26 d’abril de 2017

Me rendí a un canalla



Katharine Ashe nos ha invitado a descubrir un secreto familiar escondido en un anillo, una visión romaní y un destino escrito más allá del océano en la serie “Se busca un príncipe”.

Tras conocer a las tres hermanas Cauldfield y ver como cada una de ellas buscaba la respuesta de su pasado en la búsqueda de un príncipe llegaremos a la conclusión que no todo es lo que parece pero que el corazón por muy joven y tierno que sea puede ser fiel a un gran amor.

Arabella no encontró un príncipe pero conocimos su historia de amor en “Me casé con el duque”, Ravenna fue empujada a la búsqueda pero su historia terminó con “Me enamoré de un Lord”, ahora le tocaba a Eleanor, la mayor de las hermanas, pero había desistido de intentarlo, así que sus hermanas urden un plan que la llevará a descubrir quien eran sus padres de verdad, su verdadera historia y a reconocer que aquel amor que sintió sigue pulsando en sus venas por el joven romaní que siempre ha vivido en sus sueños y anhelos.

Me rendí a un canalla es la mejor de las tres novelas, un broche de oro que cierra una trilogía llena de secretos y mentiras, de grandes amores y de sueños por cumplir, pero sobretodo nos muestra como el amor de la familia es incondicional y que se puede anteponer al corazón a una posible verdad.

La historia nos recuerda como era Eleanor de pequeña y sus disputas por ser mejor que Taliesin, como su amor por él fue floreciendo con los años y como su partida sin despedida le partió el corazón para siempre.

Ahora, su padre adoptivo se casa y ella tiene que buscar su lugar en el mundo, no quiere volver, quiere salir de su jaula de cristal y ser aventurera, lanzarse al mundo y vivir, así que sus hermanas la empujan a la búsqueda de noticias sobre sus verdaderos padres mandando con ella a un apuesto Taliesin quien sigue enamorado de ella pero no puede mostrar sus sentimientos.

Una historia de amor dulce y pausada, marcada por el pasado y los secretos que irán aflorando a cada paso del camino y a cada reto al que se enfrenten, un amor incondicional que se les escapará de las manos como la arena de la playa hasta que ambos decidan seguir a su corazón y ser valientes.

Con un final inesperado, con intento de asesinato incluido y la posibilidad de cumplir un sueño y sin saberlo Titania nos presenta una trilogía imprescindible, donde el lujo de la alta sociedad contrastará con la vida de una parroquia y la de los gitanos.

Tres protagonistas femeninas fuertes e independientes que acabaran consiguiendo más de lo que esperaban y serán los puntales de una historia hilvanada con suma precisión desde el inicio hasta su final.

No podéis dejar escapar la oportunidad de  visitar Cornualles en pleno siglo XVIII con sus casas solariegas, sus vestidos y fiestas, sus parajes agrestes y sus vecinos, a cada uno más dispar que el anterior, una maravilla para soñar despierta y creer en el amor verdadero.

Os invito a que leáis sus primeras páginas, no os defraudará.