dissabte, 15 de juliol de 2017

Media Guerra



«Solo pueden conquistarse los miedos afrontándolos. Si los rehúyes, te conquistan ellos a ti.»

Llegamos al destino de un gran viaje, Joe Abercrombie nos ha regalado una historia épica, la trilogía de “El mar quebrado” llega a su fin, tras “Medio Rey” y “Medio Mundo” nos encontramos con Media Guerra un final que no deja indiferente, con un final con ápices de optimismo para los personajes y con un sentimiento de abandono para los lectores.

Debolsillo nos presentaba esta trilogía como fantástica y destinada a un público juvenil, pero creo que lo que no nos esperábamos es que los seguidores más adultos del autor también cayeran en sus redes, comparando esta trilogía con sus obras anteriores la diferencia recae en como la crudeza de las escenas es más suave y las batallas pierden un poco en detalle, pero poco más diferente hay, la esencia del autor es palpable en la historia completa.

Esta entrega nos presenta a tres nuevos protagonistas, no es que nos olvidemos de Yarvi, Espina, Brand, Laithlin y otros viejos amigos y enemigos, pero pierden voz en la historia.

La princesa Skara es una joven que lo ha perdido todo en manos de la traición, su familia y su reino, y para recuperarlo tendrá que madurar, crecer, aprender el arte de la guerra y luchar por aquello que le pertenece.

Raith es el portador de la espada de Grom-gil-Gorm, solo conoce la guerra, su violencia y la devastación, su Rey le encargará la protección de la princesa, una tarea que detesta y que poco a poco, a medida que ambos se conozcan mejor comprenderán que el equilibrio entre ellos les hace más fuertes juntos y que en las peores circunstancias una sonrisa o una mirada puede llegar a calmar un alma torturada.

Koll, a quien ya conocemos un poco, ha crecido y elegido el camino de la clerecía siendo el aprendiz de Yarvi, aunque muchas sorpresas le deparará el camino y quizás la Guerra le abra los ojos a un mundo que se le había ocultado.

Algunos han nacido para luchar, quizá para morir. Otros prefieren vivir en la luz. Pero cuando la Madre Guerra extiende sus alas, amenaza con sumir todo el mar Quebrado en la oscuridad más profunda.

La Guerra ha llegado y nada está decidido, cada uno luchará por sus ideales y creencias, aunque más de uno esté equivocado.

Un final lleno de luchas, batallas, humor ácido y negro, giros inesperados, dinamismo en estado puro, aventuras y un toque de romance.

Una trilogía que no deberíais perderos si os gustan las grandes aventuras épicas con unos personajes bien construidos y con una narrativa con un tempo presto y con una acción que no decae en ningún momento.

Os dejamos el primer capítulo para que juzguéis por vosotros mismos.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada