dimarts, 10 de gener de 2017

Casarse con él



Tras “Un seductor sin corazón” volvemos a internarnos en la serie “Los Ravenel” de la mano de la prestigiosa Lisa Kleypas quien con su majestuosa pluma nos invita a visitar el siglo dieciocho y la sociedad londinense.

Casarse con él seguirá el hilo argumental de la primera entrega dando alguna breve pincelada a la entrega anterior para situarnos en la trama, aunque personalmente recomiendo haber leído la entrega anterior para conocer a los personajes carismáticos, irónicos, divertidos y fuertes de corazón de la familia Ravenel.

Tras el matrimonio de Devon y Kathleen, la historia se centrará en la mayor de las hermanas, Helen, una mujer que parece frágil y serena, capaz de controlar a sus revoltosas hermanas gemelas y quien tiene una herida sangrante en el corazón.

La historia empieza con ellos pero la autora sutilmente los elimina de la trama otorgándole el protagonismo a Helen, una joven de la alta sociedad inexperta en el trato con los caballeros pero que quedó prendada y prometida con Rhys Winterborne, amigo de su primo Devon y quien tras un mal entendido cree que lo ha rechazado. En ese momento descubriremos la fortaleza de Helen, su pasión y su amor, su necesidad de ser querida y su anhelo por un hombre inferior a su estatus social pero capaz de robarle hasta el aliento.

Estos dos amantes tienen la tarea de casarse ante la oposición de algunos aunque juntos parecen poder sobrellevarlo, hasta que el descubrimiento de un secreto del pasado devastará el corazón de la joven que antepondrá el bien de los demás al suyo propio renunciando a su propia felicidad, aunque como galés de pura cepa Rhys no se lo permitirá.

Una historia de superación personal, del éxito tras el trabajo duro, del amor sin barreras sociales y de la valía de las mujeres en un mundo dominado por los hombres.

Una novela donde la importancia de la honestidad y del buen corazón recibirá su premio frente a la codicia y la extorsión que caerá por su propio peso en el abismo del olvido.

Altamente adictiva, con unas descripciones detalladas, con los sueños de un mundo mejor y modernizándose poco a poco, con la vida de una familia un poco atípica y con la fina ironía de su autora en voz de las revoltosas Pandora y Cassandra, cuyos nombres dan pistas sobre su personalidad.

Una novela que os arrancará más de un suspiro y alguna lágrima tanto de angustia como de felicidad.

Vergara siempre nos deja con ganas de más y en este caso si aceptáis un consejo, tened cerca unos caramelos de menta, lo agradeceréis… pero si buscáis el sabor original, la autora os deja al final una receta casera muy dulce.

¿Quién será nuestro próximo faro al que seguir de la familia Ravenel?