dilluns, 27 de març de 2017

Los chicos del calendario. Mayo, Junio y Julio



¿Qué la vida es como una montaña rusa? Cande, no hay mes que no me sorprendas, hemos compartido con Los chicos del calendario el mes de Enero y tras una apoteosis digna de una gran tragicomedia nos invitaste a vivir Febrero, Marzo y Abril llenos de amistad, amor, desamor y el reconocimiento de errores propios.

Hoy has vuelto para compartir Mayo, un mes maravilloso con un hombre increíble, Javier, es veterinario, adiestrador de perros y un hombre sincero y honesto con él y con los que le rodean, y aunque aún no has decidido, Javier demuestra muchas cualidades para ser un gran hombre.

En este mes hablas de los problemas con las redes sociales y eso me ha gustado mucho, tienes toda la razón en ello, pero no nos olvidemos de tu leñador ni de Salvador.

Junio es toda una lección de vida con Alberto, un hombre que reconoce sus errores y que convive con ellos, tiene un corazón que no le cabe en el pecho y comparte su mes con Enrique, un residente de la residencia donde trabaja que vela por el futuro de Alberto. Por si no lo sabíais no somos eternos y envejecemos.

Julio se complica, la imposición de Barver padre impone a John y a sus patrocinadores, el mes no empieza muy bien, pero lo que da de sí un café no tiene desperdicio. Sin olvidarnos de las malas visitas y las decisiones drásticas.

Me gustaría tanto poder desgranar esta entrega, por fin descubrimos el secreto de Salvador, bajada en la montaña rusa y sin frenos, Abril tiene noticias importantes, y Candela ha decidido ser ella, seguir aprendiendo de la vida y de lo que cada chico del calendario le aporta.

Candela Ríos y sus Chicos del calendario 3 no tiene desperdicio, su lectura es adictiva, su prosa fluida y directa, habla con el corazón directamente al lector, te quedas con ganas de más y en este caso de mucho más ya que nos deja con el corazón en un puño, lágrimas en los ojos y quizás un sueño roto.

Titania dosifica muy bien sus entregas, aunque espero que no tarden mucho con la próxima, si pudiera decirle algo a Candela le diría ¡COMO NOS DEJAS ASÍ!, pero deberemos esperar.

Aquí os dejo las primeras páginas de Mayo, subid al Dragon Khan de la vida de Cande y comprenderéis una necesidad vital de controlar nuestra propia vida.

Un beso y #PrayForCandela