dilluns, 24 d’abril de 2017

La magia de ser nosotros



Hoy nos despedimos de la magia de Sofía y Héctor, tras “La magia de ser Sofía” llega La magia de ser nosotros de la mano de @BetaCoqueta, Elísabet Benavent.

Un final con su punto amargo como el buen café que se puede endulzar con una pizca de amor y unas chispas de amistad.

Habíamos dejado a nuestros protagonistas con sus caminos separados y el corazón roto, a partir de ahora andaremos por sus vidas en paralelo, sufriremos el desamor y el abandono, la culpa y la necesidad de seguir adelante aunque el corazón este anclado en algún punto del pasado o mejor dicho en el corazón del otro.

Héctor deberá decidir si puede vivir con su vida gris por la decisión que tomó y su egoísmo, por otro lado Sofía intentará sonreír al mundo desde su lugar en el Alejandría, su rincón único en el mundo y sus amigos.

Esta segunda entrega cede un poco el protagonismo a Oliver, el amigo de Sofía quien descubrirá lo que es el amor de verdad con una mujer increíble que le moldeará de Casanovas a hombre de verdad.

Sofía y Héctor vivirán un sin vivir, un no puedo estar contigo pero sin ti me muero, debo reconocer que entiendo a Sofía, uno no puede querer a otro bien si no se quiere a uno mismo, pero una vez descubierto hay que buscar todos los puntos en común. Ambos jugaran al despiste, al no mirar a los problemas a la cara, como quien dice ojos que no ven corazón que no siente, pero la realidad es que quizás el corazón no siente pero te pegas una leche.

Me gusta como la autora da más solidez a los personajes secundarios, como estos evolucionan, se dan cuenta de lo efímera que es la vida y que si realmente uno quiere algo de la vida debe luchar por ello.

No negaré que el punto de inflexión de la novela me haya llegado al corazón y arrancado alguna lágrima, pero es veraz como la vida misma.

Ambos se enfrentaran a muchos dilemas si quieren mantener su magia, pero la realidad es que poco a poco la vida les va encauzando para que la decisión no sea precipitada aunque sí muy pensada.

¿Estarías dispuesta a dejarlo todo por amor? ¿Serías capaz de pedir a tu pareja que te siguiera olvidándose de sí misma?

Quizás la magia de ser ellos, se pueda resumir en una sola palabra AMOR.

Suma de letras nos presenta una novela actual, llena de sentimientos a flor de piel, de dudas, de cenas de viernes con los amigos donde despotricar de todos, de encuentros fortuitos con resultados inesperados, de citas horribles y de sueños alcanzables.

Creo que el Alejandría será un lugar que visitaré más veces para recordar que todo es posible y que creer que las cosas pueden mejorar es el primer paso para que lo hagan.
Del mismo modo que los protagonistas nos demuestran que no hay que ser famosos para ser eternos, solo que te quieran mucho, y en la magia se quieren.