dimarts, 25 d’abril de 2017

La biblioteca de los libros rechazados



Hoy quiero invitaros a visitar un lugar mágico donde las palabras que a unos no han gustado a otros cautivaran, La biblioteca de los libros rechazados es una novela que esconde el anhelo de muchos y la pasión de otros por las letras y sobre todo por aquello que no está escrito entre sus páginas pero que reside más allá de la novela.

David Foenkinos quien nos deleitó con “La delicadeza” y nos tocó el alma con “Charlotte” quiere presentarnos una novela coral donde el amor, la ternura y el misterio se entrelazan invitando al lector a ser un visitante más de la biblioteca de Jean-Pierre Gorvec oculta tras las señas de “París es el lugar ideal para fracasar en la vida”.

Este bibliotecario de carácter solitario, con un humor muy fino y culto, aunque a veces irascible decide dar cabida entre sus estantes todos aquellos manuscritos que ninguna editorial ha querido publicar regalándoles una nueva vida entre aquellos que le visitan.

Así es como Delphine Despero descubre “Las últimas horas de una historia de amor”, manuscrito firmado por Henri Pick, un pizzero que encontrará la fama tras su muerte dado que la novela será un éxito tanto por su contenido como por el misterio de su autor, un hombre que según todos los que le conocían nunca le habían visto escribir, así conoceremos a Madeleine Pick, su viuda que defenderá la memoria de su marido y de su propia historia de amor con él.

Este éxito destapará envidias y cambiará la vida de muchas personas, como la de jean-Michel Rouche un periodista desconfiado que quiere descubrir que se esconde de verdad y de mentira en el autor y su obra.

Este será el nexo de unión de unos personajes definidos, sólidos y bien construidos, con unas personalidades marcadas y capaces de arrancar al lector del sillón y darle la mano en busca del alma de la novela y de la biblioteca.

David Foenkinos es uno de los autores franceses que mejor saben captar la esencia de las personas y trasladarlas de manera magistral al papel, con una ironía fina y juego de parejas consigue que una novela de casi trescientas páginas se lea en un suspiro y el lector desee encontrar otro manuscrito rechazado para poder leerlo.

En propias palabras del autor: “Creo que La biblioteca de los libros rechazados es el primer libro en el que he tratado de expresar mi amor por la literatura. Mi amor por la novela, mi amor por las palabras es algo que ha cambiado mi vida. Y, de algún modo, cada libro es un camino que conduce a iluminar de una manera diferente el pasado. Cuando escribo ficción me doy cuenta de que el objetivo oculto no es tanto comprenderme como volver a las emociones que experimentamos en lo más profundo de nosotros mismos”.

Me pregunto si encontraremos algún manuscrito entre sus estantes firmado por él.

Alfaguara nos presenta una novela que habla al corazón de los escritores que no han publicado, a aquellos que han sufrido hasta lograrlo y a todos los lectores que en un pequeño rincón de su corazón sueñan con hacerlo. Una oda a la literatura y a su amor por ella enmarcada en un thriller que como una tela de araña atrapa a la vista engañándola con su aparente sencillez para después no dejar salir a nadie indemne.

En pocas palabras, simplemente brillante.

Aquí os dejo sus primeras páginas, una puerta abierta al sueño de todo lector.