dimecres, 24 de maig de 2017

Escrito en las estrellas



Estaba Escrito en las estrellas y no solo como inicio y final de “Escrito en mis sueños” dado que transpira sentimiento y esperanza, que Isabel Keats con este ocaso a su bilogía Sol y Luna nos dejaría con ganas de más.

Esta segunda entrega nos introduce en la historia anterior y aunque podríamos decir que las historias van paralelas, esta contiene lo que para mí es el inicio de la anterior y el final completo y redondo para ambas historias.

La trama que nos presentaba la autora en la primera novela se centraba en Luna y en la desaparición poco clara de su hermana Sol, su arduo camino por encontrarla y como todo apunta a que esta está muerta.

Nada más lejos de la realidad, en esta entrega descubriremos como Kors Van Dijken, escritor y navegante la ha salvado de morir ahogada y junto a su polizón- hijo adoptivo Balu, un niño que aporta una ternura indescriptible con una historia dura en Calcuta que encoge el corazón del más duro y su perro cojo, la cuidan entre mareas y tempestades hasta que se recupera.

Con ellos viajaremos por Tanger, sus calles estrechas, sus aromas a especias y al corazón de una familia muy especial como primer puerto y tras este una vida más asentada en Holanda, con su clima frio y una familia más bien helada.

La vida de Sol parecerá desaparecer al creer que la que ha muerto es Luna y junto a una gran pena y resignación intentará continuar junto a aquellos que la han tratado bien, Kors y Balu, aunque se siente egoísta por imponerse, lo que no sospecha porque en este tema se parece a su nombre, brilla tanto que no ve lo que tiene enfrente, es que Kors, un hombre irónico y rudo, con un amigo muy especial en las alturas ha caído rendido por esos ojos verdes que como faros le alumbran el camino, ha caído en su embrujo de nagini.

La autora jugará con dos flashes de su anterior obra dando como resultado un final maravilloso, de aquellos que arrancan alguna que otra lágrima y con un amanecer a la felicidad.

Esencia nos regala la historia de dos gotas de agua y aunque creían que eran muy distintas son más parecidas de lo que creen, sus sentimientos a flor de piel y la desazón al perderse es conmovedora, al mismo tiempo que su fuerza interior, su lucha por vivir y su carácter irónico las llevaran a descubrir el amor verdadero y a reencontrarse no solo entre ellas sino a ellas mismas.

Una lectura ágil, dinámica, que invita a soñar con piratas apuestos y con un ancho océano donde navegar a favor y en contra la corriente.

Aquí os dejo sus primeras páginas. No dejéis escapar la oportunidad de vivir un gran romance y un esperado reencuentro. La esperanza es lo último que se debe perder por muchas tormentas que nos mojen en nuestro camino.