dimecres, 30 d’agost de 2017

Los Cuentos Inconclusos de Númenor y la Tierra Media



Pocos son los lectores de narrativa fantástica que no consideren a J.R.R Tolkien un mago de las letras, un genio con un imaginario rico y capaz de crear una tierra donde cada lector podría perderse y descubrir nuevas razas y compañeros de viaje.

No sé si decir lamentablemente o afortunadamente, pero a su viaje final dejó atrás diversas narraciones inacabadas que su hijo editó y publico por primera vez en 1980. Digo lamentablemente dado que una vez leídas creo que hubieran sido épicas terminadas, pero quizás el genio del autor no las hubiera considerado más allá de breves relatos y quizás hoy no las podríamos estar leyendo y se marchitarían en un cajón cerrado.

Los Cuentos Inconclusos de Númenor y la Tierra Media es una colección de relatos sobre la historia de la Tierra Media desde los Primeros Días hasta el fin de la Guerra del Anillo. Entre esos relatos se cuentan el animado discurso en que Gandalf explica cómo llegó a enviar a los Enanos a la famosa reunión de Bolsón Cerrado; la emergencia de Ulmo, el dios del mar, ante los ojos de Tuor, la historia de Númenor antes de su caída. El libro contiene además todo lo que se sabe de asuntos tales como los Cinco Magos, las Palantiri; la organización militar de los Jinetes de Rohan; la leyenda de Amroth, y el único mapa de Númenor dibujado por J.R.R. Tolkien. 

Ciertamente, algunas de estas historias están incompletas y otras son colecciones puramente informativas acerca de la Tierra Media, para mi gusto son una referencia excelente a tener en cuenta al releer la historia original dado que sus apuntes son magistrales y remarcan el carácter y la profundidad de los personajes, proporcionando información más detallada acerca de los personajes, hechos y lugares que únicamente se mencionaban brevemente en “El Señor de los Anillos

Christopher Tolkien, que explica en la Introducción los distintos tratamientos que estos textos han exigido, ha escrito un largo comentario a cada una de las historias, y ha vuelto a dibujar, en mayor escala, el mapa que acompaña a “El Señor de los Anillos”, añadiéndole nuevos accidentes y nombres.

Del mismo modo que descubrimos que el autor a medida que escribía cambiaba los nombres de sus personajes, hecho que tras algún dolor de cabeza su hijo organizó eligiendo uno de ellos.

Un ejemplar que nos regala Booket y al que solo le voy a dar un pero y más estético que de fondo y se resume en el hecho de su letra pequeña, hay mucha información, anotaciones, detalles, mapas, árboles genealógicos, pero al presentarlo como un solo volumen la letra es digna del mejor Hobbit.

Queridos amigos, os espero en la Tierra Media junto a sus secretos que aún se esconden en ella.