dimarts, 5 de setembre de 2017

La Guerra de las dos Rosas. Estirpe



Por Ángela Sánchez Vicente


Hoy por fin os traemos la tercera parte de La Guerra de las dos rosas bajo el título de Estirpe.

Una novela fascinante que nos ha dejado aún más sorprendidos que sus dos volúmenes previos.

Increíblemente buena, es impactante como Conn Iggulden nos muestra un hecho histórico un tanto ficcionado lleno de matices, luces y sombras para darle una profundidad asombrosa capaz de dejarte con ganas de más y más.

Las descripciones son muy detalladas y eso tanto a nivel de personajes como de escenarios hace que nuestra empatía despierte a las pocas páginas de empezar esta aventura tan poderosa.

En Tormenta conocimos a Enrique VI, un rey muy joven que en la Inglaterra de 1437 quien se tendrá que aliar con Margarita de Anjour, Derry y William para que no le quiten el trono. Éste tiene fama de tener una salud delicada y aún más si hablamos en el plano psicológico.

Posteriormente, en Trinidad el rey Enrique VI sigue enfermo y con poca capacidad de decisión dejando el puesto a su esposa Margarita que se las verá con Ricardo, Duque de York que reclamará su puesto.

Todo parece calmado hasta que la salud de Enrique mejorará y al volver a Londres verá como la guerra de poder se ha apoderado de cada mente y de cada rincón de la ciudad.

Es aquí donde las casas Lancaster y York quedarán enfrentadas y necesitarán el respaldo del pueblo.

Hoy os presentamos Estirpe a partir del momento en que Ricardo es asesinado. Enrique IV sigue presó y mientras tanto Margarita de Anjou, Reina de los Lancaster se dirigí al sur para conquistar todo aquello que cree suyo hasta que Eduardo de March tres la muerte de su padre se dispondrá a reclamar lo que es suyo. 

Ahora esta mujer de armas tomar se las verá con el nuevo Duque de York. 

El realismo sobre el hecho histórico, el trabajo psicológico que desarrolla con los personajes y las decisiones que han de tomar nos dejan sin palabras dado que en este volumen la emotividad y el valor de elegir que resignar y porqué vale la pena luchar se convierten en sus máximas.

Una cita que gracias a Duomo no nos podemos perder.

Grandes personajes para una historia irrepetible. ¿Los queréis conocer mejor? No podéis dejar pasar estas novelas en que el valor de un nombre y un título pueden significar una auténtica guerra de honor.