dimarts, 27 de març de 2018

Tiempo de albaricoques



Por Ángela Sánchez Vicente


La aclamada autora juvenil Beate Teresa Hanika ha dado el salto a la literatura para adultos y os aseguro que ha llegado para quedarse.

La obra Tiempo de albaricoques os robará el corazón y la sentiréis a flor de piel. Es extremadamente sensible, con claros y oscuros vitales que nos mostraran la mente y el cajón de los recuerdos de su protagonista Elisabetta.

Elisabetta es una mujer mayor que vive en el pasado, la primera prueba que es una metáfora excepcional de como ella guarda y atesora los momentos vividos en el pasado es su afición desde niña en hacer cada año mermelada de albaricoques y además de disfrutarla guarda un tarro de cada año para la posteridad.

El árbol de albaricoques y sus mermeladas dulzonas nos mostrarán como su vida se ha ido transformando y ella es también un producto del tiempo. 

Nada somos sin los recuerdos. 

De bien jovencita, al ser judía, escapó de la deportación aunque el ejército capturó a sus padres y a sus hermanos. Desde ahí sus memorias, su árbol, la casa y cada palabra se transforman en tesoros para ella y en pedacitos de vida que le sirven para no perderse.

Retales como su amor de juventud o su tortuga se juntan con muchos otros que le harán pensar en si tirar hacia adelante o aferrarse a ellos.

Uno no es nadie sin pasado pero a veces hay que soltar para poder seguir avanzando y una buena ayuda puede ser la convivencia con Pola, una joven bailarina que vivirá con ella.

Tienen muchas cosas en común, mucho dolor en el pasado y un poco de temor al futuro. Ese es el gran dilema… ¿Qué hay que dejar caer en el olvido?

Creo que la respuesta la encontrareis entre su sutil narración, todos somos recuerdos con patas pero hace falta aprender a recordar bien, cerrando cicatrices y aliviando el dolor.

Es una novela en la cual la amistad entre la anciana y la joven nos estremecerá, la sombra de los recuerdos nos dará que pensar y una vez más podremos reflexionar sobre el dolor que causó la Segunda Guerra Mundial a personas anónimas.

No saldréis ilesos de esta novela que nos ofrece Suma de letras ya que es sensible, vivaz, delicada… Sólo se me ocurren adjetivos positivos.

Os recomiendo encarecidamente su lectura. Es de esas novelas que sé que os gustaran. No la dejéis pasar, os aseguro que os transformará.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada