dimecres, 2 de maig de 2018

La promesa del sucesor



Los mundos siguen en guerra;
Su vida, en peligro.

Llegamos al final de una nueva trilogía firmada por una de las voces femeninas que resuenan con más fuerza en el género fantástico, la australiana Trudi Canavan

A sus espaldas cuenta con títulos como “Las crónicas del mago negro”, “La maga”, la trilogía de La espía traidora formada por “La misión del embajador”, “La renegada” y “La reina traidora” y la trilogía de Los cinco Dioses formada por “La hechicera indómita”, “La sacerdotisa blanca” y “La voz de los Dioses”. 

Cada obra suya supera a la anterior y hoy ponemos punto y final a la trilogía de “La ley del milenio” construida con unos sólidos cimientos en “Magia robada”, con una trama que se complica en “El Ángel de las Tormentas” y llega a su desenlace en La promesa del sucesor.

La novela nos introduce de nuevo en la historia cinco años después de la lucha que confronto a los rebeldes y a Raen, tiempo en el cual los mundos siguen enfrentados y en guerra, unos centrados en la tecnología y en abolir la magia y otros donde el dominio de la magia y su uso da prestigio y poder.

Esta entrega se divide en once capítulos y un epílogo donde las voces de nuestros protagonistas se van intercalando aunque sus vidas se cruzan creando una confianza profunda aunque en determinados momentos sus orígenes y su manera de ver el mundo los distancia. 

Tyen, aquel joven arqueólogo ha crecido y dominado la magia siempre acompañado por Vella, una mujer que fue convertida en libro.

Rielle aquella joven adepta al Templo y que encontró por el camino a un joven Qall que sigue sin recordar nada de su pasado pero que en su mente y en su futuro pende la paz de los mundos.

Estos jóvenes deberán enfrentarse a Dahli quien desea fervientemente devolverle a Valhan su poder sumiendo los mundos en el caos para siempre.

Una lucha entre el bien y el mal, el espíritu de protección a un joven que a medida que se acerca a su mayoría de edad verá su vida correr más peligro, las leves alianzas entre los afines a la magia y aquellos que la rechazan por un bien mayor serán escasos pero podrán marcar la diferencia.

Quizás mueran en el intento o su valor logre restaurar la paz, pero lo único que asevero es que la gran lucha final se cierne sobre ellos y deberán estar preparados para el sacrificio.

Con una prosa firme, delineada con brillantes descripciones, mucha acción y magia, la autora nos transporta a un rincón de nuestra mente donde el tiempo y el espacio se desdibujan, caminaremos por los senderos de la victoria o la derrota junto a nuestros nuevos amigos y al llegar al final de esta novela que nos presenta Fantascy descubriremos que sus novelas siempre son un buen refugio para mentes aventureras.

Solo nos queda esperar a su próxima aventura para caer de nuevo rendidos a una gran fantasía literaria.

Aquí os dejo los primeros pasos del final del camino.