dijous, 10 de maig de 2018

Midnight, Texas. Encrucijada a medianoche


Hoy nos enfrentamos a fuerzas que desconocemos, a un lugar donde los diferentes viven protegiéndose los unos a los otros y donde nuestra normalidad es la anormalidad.

Charlaine Harris ha creado con su pluma e imaginación el pueblo de Midnight en Texas, un lugar que muchos ya conocéis dado que esta trilogía ha dado lugar a una adaptación televisiva de la cadena Syfy.

Antes de continuar y hablar de la novela, quiero confesar que ya había visto la primera temporada de la serie y no está mal, pero al leer el libro me he dado cuenta de los increíbles matices que se han perdido al pasar del libro a la pequeña pantalla.

Midnight, Texas. Encrucijada a medianoche es la primera entrega de la trilogía, donde la autora se recrea creando el ambiente y presentándonos a los personajes. Nos sitúa en un pueblo marcado por un cruce de caminos, un lugar donde se puede pactar con el demonio.
El pueblo podría pasar desapercibido del mapa si no fuera por el único semáforo que los ilumina en el mapa. 

La historia arranca cuando Manfred se muda a Midnight, su habilidad le permite hablar con los muertos y le saca rendimiento trabajando de vidente y junto a él viajaba Xylda, su abuela, o mejor dicho el espíritu de su abuela quien le ha guiado hasta su nuevo hogar.

Pocos vecinos viven aquí, pero cada uno es diferente y especial, Bobo es humano, Fiji es una bruja poco convencional, Olivia es una asesina con grandes secretos y amante de Lemuel, un vampiro, Joe es un ángel caído, Creek es humana y el reverendo Sheehan es un hombre tigre… y solo estamos empezando.

El pueblo empieza a adaptarse a la presencia de Manfred, pero todo se complica el Primer Día Anual de Picnic, cuando todos los habitantes pasan el día en Roca Fría  y allí descubren el cuerpo de Aubrey Hamilton, exnovia de Bobo y sobre quien recaerán todas las sospechas del asesinato.

Los habitantes de Midnight deberán unir fuerzas, conocimientos y aptitudes para encontrar al culpable, sin olvidarnos de las tramas secundarias que hilvanaran el carácter real de cada personaje y que iremos conociendo mientras recorremos las pocas calles del pueblo y sus establecimientos.

A parte de tener que defenderse de los vecinos del pueblo de al lado que básicamente les odia y les preferirían ver a todos muertos, aunque algunos ya lo están.

La prosa es dinámica, los elementos fantásticos están detallados y les da un carácter menos oscuro y con un toque más irónico, no son tan oscuros ni perversos, aun siendo especiales tienen alma.

Si he de ser sincera hay una mezcla explosiva de diversidad de personajes, es como un cóctel un poco recargado que llega a desplazar el sabor individual de cada elemento para colapsar en un nuevo sabor.

Ediciones B le hace un guiño a la serie presentando el libro con una sobrecubierta donde podemos ver a sus protagonistas.

Aquí os dejo el hechizo que os invitará a entrar en Midnight. Nos vemos en la encrucijada a medianoche.